Sunday, September 17, 2006

Lo que yo viví: Temporada 05-06

El gran año de los Pistons; el back-to-back de Steve Nash; la entrada de Bryant en los libros de récords; el primer anillo de los Miami Heat

Cerramos esta larga serie de artículos con la temporada que todos venimos de vivir, con gran intensidad. Para Peter y Wilt llegó la magia de Bryant y su hazaña de los 81 puntos, para una posterior decepción en Play-Offs. Para Julius y Pierce significó el volver a perder a Antoine Walker y volver a verse fuera de los Play-Offs. Para Juanejo y McMillan no fue más que una vuelta a la realidad de los últimos años, después de una gran temporada 04-05. Para rafita el ver como los Mavericks cortaban de raíz el sueño de la dinastía. Para sixers29 la decepción, como la que tuve yo, de ver un equipo con grandes jugadores no pasar de abril. Para The Pearl el ver a los Knicks ganar 23 partidos, perder su número en el Draft a cambio de Eddy Curry, fichar a Francis teniendo a Marubury...Para Pacus el honor de ver a su equipo alzándose con el tan deseado campeónato. Para Wayne Robinson...¿de que equipo eres Wayne?

Así hemos vivido cada uno de nosotros, y los que me visitais y he olvidado nombrar epero que me perdoneis, la temporada 05-06 sin duda, al menos en mi caso, la que he vivido con más intensidad y he seguido con más interés.

Pocas sorpresas hubo en el número 1 del Draft, pues de antemano se sabía que los Milwaukee Bucks elegirían al gigante australiano Andrew Bogut, cuyas actuaciones con la universidad de Utah le valieron tal garantia. En el segundo puesto llegaría Marvin Williams, discutido alero de los Atlanta Hawks que transmite buenas sensaciones de cara a la próxima temporada. Con el número tres, los Jazz se asegurarían la opción de elegir a Deron Williams, su base preferido de entre los posibles elegibles.

Pero lo mejor de aquella promoción estaba por llegar. Ni más ni menos que con el número 4 llegó a New Orleans un base formado en Wake Forest, el chico de los 61 puntos, Chris Paul. Detrás de él llegaría Raymond Felton (5) a los Bobcats, Martell Webster (6) a Portland, Channing Frye (7) a los Knicks, Charlie Villanueva (8) a los Raptors, Ike Diogu (9) a los Warriors, Andrew Bynum (10) a los Lakers...y, por la parte que nos afecta, Fran Vázquez (11) a los Magic.

Aún es pronto para hablar de robos, pero yo destacaría a Sean May (13) de Charlotte, Rashad McCants (14) de Minnesota, Danny Granger (17) de Indiana, Gerald Green (18) de Boston, Luther Head (24) de Houston y Ryan Gomes (50), también de Boston. Además, llegarían tambien como rookies jugadores con pasado ACB de la talla de Calderón (Raptors), Oberto (Spurs), Jasikevicius (Pacers) y Macijauskas (Hornets). Los cuatro dejaron una sensación agridulce en su debút, aunque los tres primeros no han renunciado a cumplir su sueño de triunfar en la mejor liga del mundo.

Después del clásico repaso del Draft, y tras diez artículos que me confirman el orden, toca hablar de los demás movimientos veraniegos. De todos destacó un traspaso, el más grande de la historia, que acabó con Walker, Williams y Posey a Miami, Wells a Sacramento, Jones y Jackson a Memphis, los derechos de Raül López en Tennessee, los de Roberto Dueñas en Louisiana...En fin, un movimiento que dio para mucho, pero que no fue el único del verano. Ya que estamos con traspasos, destaca también el que protagonizaron Knicks y Bulls, llegando Eddy Curry a la gran manzana a cambio de Sweetney, Tim Thomas y derechos de primeras rondas futuras. Los Suns tambien fueron protagonistas al cambiar a Quentin Richardson por Kurt Thomas y derechos del Draft, y enviar a Joe Johnson a los Hawks a cambio de Boris Diaw. Mientras tanto Mason veía lo inútil que le resultaría su nueva casa en Milwaukee, al ser traspasado a New Orleans a cambio de Jamaal Magloire, y McHale subía aún más su particular listón al cambiar a Cassell por Jaric, el contrato más injustificado de la liga.

En otros movimientos Bobby Simmons recalaba en Milwaukee y Caron Butler en Washington. Los cazadores de anillos del verano fueron Gary Payton, que llegó a Miami, y los que iban a buscarlo en San Antonio: Finley y Van Exel. En lo que a banquillos se refiere, destacar la llegada de Larry Brown a New York, la de Flip Saunders a Detroit y la vuelta de Phil Jackson a los Lakers.

Como nota negativa destacar el temporal traslado de los Hornets a Oklahoma City, a causa de la debastación provocada por el huracán Katrina. El Ford Center sería durante, como mínimo, una temporada, el hogar del anterior equipo de Charlotte.

Así daba comienzo la temporada 2005-06, en que ya habían disminuído las diferencias entre conferencias, había nacido la nueva generación, y en la que los Spurs buscaban su sitio entre las dinastías históricas de la NBA.

En el oeste los San Antonio Spurs eran los favoritos absolutos a alzarse con el anillo. Mavericks y Rockets se perfilaban como los aspirantes más sólidos y Wolves, Nuggets, Sonics, Grizzlies y Lakers como alternativas interesantes a los máximos aspirantes, pero sin poco más que la primera ronda como objetivo a cumplir. Con la lesión de Amaré, nadie contaba con los Suns.

Por su parte, en el este nadie dudaba que los rivales a batir eran Pistons y Heat, final anunciada desde principios de temporada. Con capacidad para sorprender estaban los Nets, los Wizards y los Pacers, mientras que Bulls, Cavaliers, Bucks, 76ers y Celtics para darles algún problema, aunque sin excesos.

Dada la explosión de algunos jóvenes la temporada anterior, la lista de aspirantes al MVP era muy extensa, destacando en ella Lebron James, Dwyane Wade, Shaquille O'neal, Kevin Garnett, Allen Iverson, Kobe Bryant, Tim Duncan, Tracy McGrady, Dirk Nowitzki...Nash no estaba en muchas quinielas, y pocos hubieramos apostado a que repetiría el premio.

Empezó el campeonato con los Wolves en una buena línea, los 76ers ganando los cinco primeros partidos, los Pistons mostrándose sólidos, los Clippers y los Warriors saliendo del pozo que ahora ocupaban los Rockets, los Raptors perdiendo nueve de un tirón...

Mientras poco a poco los Grizzlies despejaban dudas con un buen récord en noviembre, los Raptors vivían con el miedo en el cuerpo de hacer una temporada horrible; nada se esperaba de ellos, pero tampoco que empezaran tan mal como lo hicieron. Acabó el mes con los Clippers líderes de su división, los Pistons con tan sólo dos derrotas y los Timberwolves liderando la noroeste, como debería ser. Los Suns sorprendían a propios y extraños sobreponiendose a la lesión de Amaré con juego alegre y buena cara, en Miami había sensaciones contradictorias (y vuelta al pasado con Pat Riley) y un récord nada esperado y los Knicks seguían en su habitual mediocridad.

Chris Paul dominaba entre los rookies y sus Hornets mejoraban la imagen dada en la temporada anterior. Pau Gasol ganaba enteros para asistir a su primer All-Star al tiempo que Warriors y Wolves empezaban a caer de la nube en que les sumió su gran inicio de temporada. Los Pistons mandaban con gran autoridad en la liga en su carrera hacia el mítico 72-10 y Kobe Bryant dejaba el partido 62-61 a su favor ante los Dallas Mavericks, y con tan sólo tres cuartos disputados.

Gran prueba de autoridad y dominio la de Bryant, que el 22 de enero volvía a entrar en la historia. La víctima en aquella ocasión fueron los Raptors de Calderón, y los testimonios las más de 17.000 personas que puede acoger el Staples Center en un partido de liga. Con 26 se fue al vestuario al descanso, sabiendo sólo él que anotaría 27 en el tercero y 28 en el cuarto, acabando el partido con la histórica marca de 81 puntos, segundo récord absoluto por detrás de los míticos e inalcanzables 100 tantos de Chamberlain.

Llegó el fin de semana de las estrellas en Houston, que nos dejó perlas como el concurso de mates ganado injustamente por Nate Robinson, y el brutal mate que inventó Iguodala y que tuvo a Iverson como colaborador. Nowitzki se graduaba desde los 6'95 ganando el concurso de triples y Wade demostraba su habilidad con el balón en un circuito de habilidades dónde Nash no pudo repetir título.

No recordaba año con un roster tan bueno en ambas conferencias, pero frustración al ver como jugadores de la talla y temporada de Arenas, Anthony, Paul y Redd quedaban fuera. Por suerte, allí estaba Stern para solucionar la papeleta al primero ante la lesión de Jermaine O'neal, cuarto en la clasificación de anotadores.

Destacaban en el este novedades como la de Billups y Hamilton, que acompañaban en el partido a sus dos compañeros de equipo, la sociedad Wallace&Wallace. También destacaba el debut de Chris Bosh y la inclusión de Wade y James en el quinteto titular. En el oeste los novatos eran dos europeos, Parker y Gasol, que por suerte de todos jugó aún habiendo padecido amigdalitis en dias previos al encuentro, que acabaría ganando el este y coronando a James como MVP. Y como he destacado en más de una ocasión, McGrady fue el MVP del equipo perdedor.

El mercado de traspasos se cerró habiendo visto a Indiana quitarse de encima una manzana podrida (Artest), para una que no duraría en caer de su arbol (Stojakovic). Isiah cerró otro dudoso trato trayendo a Francis a cambio de casi nada y McHale se sacaba el graduado privándome de un ídolo (Szczerbiak), un fracaso (Olowokandi) y alguién que no conozco (Dwayne Jones). A cambio llegaron Ricky Davis, Mark Blount y Marcus Banks; no es que sea mal traspaso, pero Wally es leyenda en Minneapolis, al menos en mi humilde opinión.

Terminaba la temporada y 76ers, Magic y Celtics se confirmaban como las grandes decepciones en el este. En el oeste destacan en este apartado Rockets y Wolves, peor clasificados que unos Hornets por los que nadie apostaba de buen principio. Suns y Clippers enorgullecían a sus valedores, Kings sorprendían con un gran final y James llegaba por primera vez a la postemporada.

De esta temporada recordaré, principalmente, el primer All-Star de Pau, los 81 y 62 de Kobe, el duelo James-Wade en temporada regular, el gran récord de los Pistons (64-18), el segundo MVP de Nash y, por encima de todo, los mejores Play-Offs que he vivido.

Me gustaría contarlos con gran detalle, pero al ser tan recientes seguro que me olvidaría algo que luego, con razón, podríais reprocharme. Así que haré un rápido resumen para que esté más fresco en vuestras memorias y, a la vez, refrescar la mía.

OESTE
(Primera Ronda)

Spurs (1)-Kings (8): Sorprendente actuación de unos Kings de los que nadie esperaba nada.

Mavericks (4)-Grizzlies (5): Otro barrido más, y récord para la historia de los Grizz en Play-Offs (0-12)

Suns (2)-Lakers (7): Épica remontada de Phoenix ante unos Lakers que, en cuatro partidos, volvían a ilusionar.

Nuggets (3)-Clippers (6): Decepción absoluta la que me provocaron los Nuggets al caer contra los Clippers; difícilmente perdonable.

(Segunda Ronda)

Spurs(1)-Mavericks (4): Lo que algunos describieron como la final más anticipada de la historia, duelos épicos resueltos a favor de Dallas en el séptimo encuentro. Adiós dinastía, y sueño de anillo más vivo que nunca en la mente de Cuban.

Suns (2)-Clippers (6): Resuelto desde la línea de tres en el séptimo partido, los Suns pudieron con los de LA en un duelo por el que nadie apostaba, entre equipos que según expertos no llegarían a Play-Offs.

(Final)

Mavericks (4)-Suns (2): Se repetía el duelo del año anterior. Sin Amaré poco pudieron hacer los Suns ante los de Dallas, que llegaban a su primera final.

ESTE:
(Primera Ronda)

Detroit (1)-Milwaukee (8): Duelo desigual resuelto por 4-1 a favor de los de Saunders. Los Bucks se hundieron al final, pues debían quedar mejor clasificados.

Cleveland (4)-Washington (5): Rivalidad entre anotadores (James y Arenas), aunque el uno es el elegido, que resolvió a favor de los suyos por 4-2. Aunque tampoco debemos olvidar a Damon Jones...

Miami (2)-Chicago (7): Más de uno pensó que Chicago podría contra el equipo más decepcionante de la temporada regular, que cedió en dos pulsos jugados en Illinois.

New Jersey (3)-Indiana (6): El trío de los Nets, conocido de sobras por todos, acabó en seis partidos con otra postemporada más de los de Indianapolis, la primera sin Miller.

(Segunda Ronda)

Detroit (1)-Cleveland (4): Los Cavaliers pusieron contra las cuerdas (3-2) a los mejores Pistons que recuerdo, pero les entró miedo en el retorno a Ohio y en el séptimo y definitivo duelo.

Miami (2)-New Jersey (3): El único que resolvió rápido su semifinal (4-1), y descansó plácidamente esperando rival entre el quinteto de moda o Lebron James.

(Final)

Detroit (1)-Miami (2): Lo anunciado desde principio de temporada, con unos Pistons agotados, con Saunders perdiendo crédito, y con Wade a otro nivel para llevar a los suyos a su primera final.

(Final NBA)

Dallas (4)-Miami (2): El resúmen debería ser más largo, pero luego sería una crónica. Los Heat remontaron un 2-0 en contra y se proclamaron campeones en una final inédita y con los seis partidos disputados en el American Airlines. Dwyane Wade sería Jordan, mientras Nowitzki no sabría resolver en los momentos decisivos.

Shaquille ganó su cuarto anillo, Riley el sexto (uno como jugador), Payton, Mourning, Williams y Walker se quitaban su etiqueta de malditos...

Así pues, Wade entró en la historia el mismo año que Nash ganaba su segundo MVP, con más polémica si cabe que el año anterior. Bryant, James y Nowitzki, todos tenían argumentos para vencerle pero uno no gusta a los periodistas aún que anote 35 por noche, el otro es jóven y Cleveland ha sido el cuarto clasificado y Nowitzki...¿será por que es alemán?

En otro orden de cosas Chris Paul (New Orleans/Oklahoma City Hornets) era proclamado rookie del año, Ben Wallace (Detroit Pistons) mejor defensor, Boris Diaw (Phoenix Suns) jugador más mejorado y Mike Miller (Memphis Grizzlies) el mejor sexto hombre. Avery Johnson (Dallas), sería el mejor técnico del año antes de la lección recibida por Riley en la final. No sé si la perdieron los Mavericks o la ganaron los Heat, pero tengo claro que ha sido la que he vivido con más ilusión y la que ha culminado una temporada especial en el mundo de las estrellas. Y un dato, me levanté en cuatro de los seis partidos de la final, todos ellos resueltos a favor de los de Florida...

Nada más que añadir, espero que hayaís disfrutado esta serie de artículos y en especial de este, el más largo de todos, quería despedirlos a lo grande. I love this game!!


14 comments:

Wilt Chamberlain said...

Pues ya te puedes ir contento con el tremendo trabajo que has hecho, ya podían coger tus artículos y utilizarlos para la guia de la NBA de la temoprada que viene. Ahora estaremos atentos a tus próximos post, cuándo vengan y cómo vengan.

Esto sí que es hablar de Hª reciente, la temporada pasada. No hay mucho más ke añadir, tu te los has dicho todo, solo reivindicar una vez más a Kobe Bryant, que puede caer mal pero es el mejor y más de uno debería rectificar y darle las gracias por hacer partidos de anotaciones tan espectaculares. Cada uno es como es y yo disfruto con Bryant. A mí me gusta el juego en equipo, pero creo que Bryant es capz de añotar mucho jugando en equipo, y si durante la regular season se marca partidos de 81 puntos y gana el partido pues creo que lo podemos perdonar, no? Jejeje. XD.

avenida said...

impresionante post que te has marcado. lo has resumido perfecto, es difícil añadir o quitar nada. que ganas de que empiece la nueva temporada......

Peter Mihm said...

El repaso es tremendo, True Wolf. Pedazo curro. Enhorabuena!!

Julius said...

Bueno, supongo que no te olvidarás de la temporada 06-07, y las que lleguen, ¿no? Viva el básket-ficción. Gran trabajo, sí señor. Congratulations.

Pierce said...

Vaya colofón tio.

Gran draft para boston que saco petroleo de la segunda ronda(Ryan Gomesss!!!!!!) aunque luego no sirviera de mucho la verdad...
Me encanta tambien felton (supongo que os habreis dado cuenta de que tengo una enorme debilidad por segun qué bases jeje)

Solo decir que me indignó la serie entre cavs y wizards. Arenas y lebron con los mismos promedios pero claro, como arenas no es tan guapo como lebron y no es el elegido, le tienen que fastidiar y pitar todo a favor de los cavs; a ver si lebron es el elegido....de los arbitros.

Wayne Robinson said...

Digno colofón a esta impresionante serie de artículos. Sin duda eres el rookie del año. La respuesta a tu pregunta está en mi perfil del blog donde me defino como fanático de los Cavs y por supuesto lebroniano hasta el tuétano. Reitero mi enhorabuena y aguardo expectante tu próxima serie.

Wayne Robinson said...

"la fuerza de la manada es el lobo, y la fuerza del lobo es la manada"

T-MAC 1 said...

esta temporada estara marcada por los 81 puntos de kobe, algo increible y que tuvimos la suerte de poder ver en directo ese mismo dia. El draft no parece que vaya a ser muy bueno ya que por lo visto este año solo Chris Paul llegara a ser, si no lo es ya, una de las estrellas de la liga.
La participacion de Pau tambien ha sido sin duda de lo mejor de la temporada y sin duda las finales con la gran remontada de los heat gracias a Wade

true wolf said...

Gracias a todos por la enhorabuena, y gracias a T-Mac por visitar, no se si por primera vez pero, en todo caso, por firmar por aquí.

Mañana si puedo empiezo con lo próximo, aunque dudo entre dos propuestas. A consultar con la cama...

true wolf said...

Por cierto Wayne, esta frase me ha llegado muy dentro, muchas gracias!!

Y Julius, aunque me gustaría hacer lo del basket ficción, creo que con diez debe cerrarse la serie, aunque nunca es tarde para viajar al futuro.

Wayne Robinson said...

Wolf: La frase en cuestión está extraida de un pasaje de "El segundo libro de la selva" de Rudyard Kipling que el gran Phil Jackson acostumbra a leer a sus jugadores antes de los partidos importantes para recordarles la importancia del trabajo en equipo. Como sé que los Lakers es uno de tus equipos favoritos pues te la dedico con todo mi afecto.

sixers29 said...

enhorabuena Wolf x los articulos que te has marcado,me has ayudado a recordar muchas cosas,unos resumenes perfectos.

Esta temporada me gusto pq hubo un nuevo campeon,pero hay tres cosas que me defraudaron:
-lo de nate robinson(regalo)
-lo de los sixers fuera de playoff
-lo del MVP de Nash(regalazo),creo que Bryant sin discusion fue el MVP,ademas clasifico a los lakers a playoff,aparte de la media de ptos q tuvo.Ademas en mi opinion el año anterior se lo merecia mas o´neal q nash,e incluso Iverson;pero la NBA cada vez mas se pone como subdito de la prensa.

true wolf said...

Cierto lo de Nash, que sus dos MVP's sean justificados es muy distinto de que sean merecidos. Así pues, nadie niega que estuviera entre los candidatos, pero el hecho de caerle bien a la prensa le dio ventaja en el tema de las votaciones. Para un fan de la historia como yo queda mejor:

2005-O'neal (MIA)
2006-Bryant (LAL)
o
2005-O'neal (MIA)
2006-James (CLE)

En cualquier caso, ambos justificados por una gran temporada, pero yo creo que dos es un premio excesivo...

rafita said...

gracias por esa alusion a mi equipo en el primer parrafo maginifico. los mavs ya no me caen tan bien jeje.

finalizas muy bien estas series, ha sido un buen año, en general.

me ha encantado, por encima de cualquier otro rookie, paul, aunque calde le dio pal pelo en el mundial, pero la nba es otro cosa

i love this blog!!