Friday, September 01, 2006

En lo más hondo del precipicio

Tony Campbell, con más de 23 puntos por partido y procedente de los Lakers fue el primer líder de la segunda franquícia del estado de Minnesota, que aún busca igualar los cinco anillos conseguidos en la década de los cincuenta por los Lakers: los Timberwolves, un equipo que llegó a la liga en el año 1989.

Junto a él, Pooh Richardson, Sam Mitchell y Tyrone Corbin eran la referencia de un equipo que no bajó de las 20 victorias hasta su tercera campaña en la liga, en que llegaron a su mínimo histórico con 15. A partir de aquello hubo una total renovación en el equipo en la que llegaron jugadores de la talla de Chuck Person o el rookie, Christian Laettner, oro olímpico con el Dream Team en Barcelona 92; muchas esperanzas descansaban en los hombros de aquel joven de Duke.

Isiah Rider y Donyell Marshall fueron las siguientes opciones en el Draft preferidas por la franquícia de las ciudades gemelas. Pero la historia de esta joven franquícia da un giro inesperado ante la llegada del mesías, un enclenque chico de instituto (Farragut Academy). Un año después, junto al nuevo base (Marbury), Gugliotta y Mitchell los Timberwolves ya estaban en Play-Off; y Goggs y Da Kid se estrenaban en un All-Star Game.

La veteranía de los Rockets venció el joven sueño del magistral equipo dirigido por Flip Saunders, más bien lo barrió. Pero Minnesota había visto la luz, los primeros Play-Off, y el capataz que debía dirigir el barco.

El año siguiente sería Seattle el que derrotaría a los Wolves, en el quinto y decisivo partido, y lo apartaría de su camino en Play-Off. Garnett ya era titular en el All-Star, Jordan jugaba su "última" temporada como profesional, y otras estrellas de instituto empezaban a destacar en la liga. El contrato que le firmaron a KG21 a razón de 126 millones de dólares por 6 años provocó un debacle en la liga que entró en negociaciones con el sindicato de jugadores y acabó con un lock-out, que hizo que la siguiente campaña se viera retrasada hasta febrero. Esta vez serían los campeones, San Antonio, los que apartarían a Minnesota del sueño de la segunda ronda.

En el año 2000 Garnett ya era una estrella, pero aún así Minnesota no pudo superar a Portland en la primera ronda. Un tiempo después, un fatídico 20 de mayo del 2000, fallecía el mejor amigo de Kevin, su ídolo, Malik Sealy, en un accidente de coche acudiendo a su fiesta de cumpleaños.

Con números de MVP y un premio de mejor jugador del All-Star, Garnett se llevó otros tres palos en postemporada, ante San Antonio, Dallas y LA Lakers. En el verano del 2003 todo el mundo en Minnesota se conjuró para que esto no volviese a ocurrir. Ficharon a Sprewell, Olowokandi y Hudson, que se unieron a un buen bloque formado por Garnett, Cassell y Szczerbiak. Título del oeste en temporada regular y MVP para Garnett que acabaron sabiendo a poco, derrotados ante un gran Derek Fisher para gloria de unos Lakers que aquel año no la merecían.

Y aquí acaba la historia. Dos años después en Minnesota sólo queda un recuerdo de aquel gran año que acabó con nada. Ya no está Saunders, ni Szczerbiak, ni Cassell, ni Sprewell...ya no hay ilusión, sólo la promesa de que algo va a cambiar, año tras año.

No merece Garnett ser otro MVP sin anillo. Por nuestro propio bien esperemos que lo consiga en los Timberwolves pero, seamos realistas, el único premio que McHale puede llevar ahora mismo a la franquícia, con su actual gestión, es el número 1 del Draft. Siempre y cuando no le firme otro contrato ilegal a Joe Smith...

PD: Mañana último de la serie, Boston Celtics.


6 comments:

Pierce said...

Bueno Minnesota ha tenido realmente mala suerte porque siempre se cruzaba en playoffs con algun finalista y se os acababa el sueño.
Sí que son jovenes los T-Wolve desde el 89 yo pensaba que tenian mas años. Suerte teneis de tener a Garnett posiblemente el mejor 4 de la Liga

AAhhh mañana mis Celtics jeje, espero que te lo curres ehh que si no te caneo! es broma!! XD

Y despues de terminar el magarepaso franquiciero que harás? me pica la curiosidad...

Saludos

Pierce said...

Grecia a la final!!! true wolf i love this game!!!!!!

true wolf said...

Lo próximo lo dejaré ver el domingo o lunes Pierce...sorpresa!

Sobre Grecia, tengo claro que con ellos allí yo no miro la final.

rafita said...

pues tendras que verla.... y a españa tambien.
los wolves nunca me han caido muy bien, pero he de decir que kevin garnett me parece un jugador excepcional, de lo mejor que hay

tremendo el mate de pau ante el y "horchata blanca" nesterovic

true wolf said...

Pues sí, espero que españa arrase, y los actuales USA no merecen medalla, el bronce para una argentina que mucho más se lo merece.

Wilt Chamberlain said...

Bueno, tu equipo. A minnesotta le falta lo que a casi todos: subir ese peldaño final de equipo campeón, como lo ha hechjo este año Miami (y vaya si no le ha costado). Lo mejor de todo, la fidelidad de Garnett, lo peor, que no sirve para mucho.