Friday, August 18, 2006

Un tricolor se va a Brooklyn

Después de reinar en la ABA gracias al dunker más famoso de los setenta, Julius Erving, los Nets de New York llegaron, junto a cuatro compañeros, a la NBA. No fue muy lucida la primera temporada, en la que Nate Archibald llegó al equipo en medio de la misma, y firmaron un balance de 22-60 final.

Con Williamson y la novedad de Bernard King se lograron los primeros Play-Off en 1979. Aún así, la segunda ronda no llegaría hasta 1984, con la entrada en vigor del sistema en que ocho equipos por conferencia disputaban el Play-Off. Pasaron por encima de los Sixers defensores del título, con un equipo en que destacan nombres como Darryl Hawkins, Buck Williams o Michael Ray Richardson.

Con cuentagotas llegaban las victorias y las presencias en Play-Off. A principios de los 90, llegaron al equipo dos figuras universitarias que prometían llevar al equipo muy arriba: Derrick Coleman de Syracuse y Kenny Anderson de Georgia Tech. Con la inclusion de Petrovic, aquel equipo parecía no conocer un techo a largo plazo. Pero las caídas en primera ronda, la muerte de Drazen, y el más bajo de lo esperado rendimiento de Coleman y Anderson, que iban para estrellas, lastró un proyecto ilusionante, devolviendo a los Nets a la tierra de donde venían. La zona mediocre de la liga.

Les ví en Play-Off por primera vez en el año 1998 y como octavos se enfrentaron a los Bulls. El rookie Van Horn, Cassell y un pívot all-star aquel año como Jayson Williams eran las piezas fundamentales del engranaje. Del primero basta con decir que su primer año fue el segundo mejor de su carrera, del segundo que se fue a Milwaukee en el traspaso a tres bandos que trajo a Marbury y del tercero que se retiró temprano y que tuvo algun problemillo con la justícia.

Tuvo que llegar el espavilado que endosó a Marbury a los Suns a cambio de Kidd para que los Nets volvieran a la postemporada; y de que manera. Ante los Lakers y con la valentía de vestir de gris en el Staples ante el amarillo Laker pero...les barrieron. Volver el año siguiente y caer con honor y con dos victorias ante unos Spurs que ya eran algo más que unos campeones con asterísco.

Los escuderos de Kidd en los Nets eran ni más ni menos que unos jovenes y descarados Kenyon Martin y Richard Jefferson. Aún juntos lograron las semifinales de conferencia al año siguiente y cayeron ante los Pistons...es decir, los campeones, por tercer año consecutivo.

Rompieron su racha el año pasado ante los Heat, ya con Vince Carter ejerciendo de maestro de ceremonias y siendo el principal receptor del arte de Kidd. Es decir, cayeron ante los que, de no haberse lesionado sus estrellas, podían haber ganado el anillo.

Como este año, mismo rival pero en semifinales. Y volvieron a las andadas, cayendo ante los campeones...

Se me hace difícil imaginar el vigente proyecto de los Nets en título. Más que nada, porqué puede que se haya agotado su ciclo, y porqué hay rivales que a lo mejor no tendrán un tridente más poderoso, pero sin lugar a dudas tienen mucho mejor banquillo.

Esta es la historia de los Nets, un equipo que tuvo que esperar hasta el nuevo milenio para hacerse respetar en la mejor liga del mundo. Esperemos que pronto podamos ver a los Nets de Brooklyn alzar el trofeo de campeones de la NBA, y unirlo a sus dos trofeos de la ABA.

5 comments:

rafita said...

la veradd es que jason kidd les vino muy bien, sin hablar d ekenyon "bruto" martin, y richard jefferson, que es una de las estrellas de la NBA, sin lugar a duda

MCMILLAN said...

Soy el único que opina que si Kenyon Martin no se hubiera cruzado con Kidd ahora mismo no cobraría ni la mitad???
La jefatura de los Nets estan pensando en pasarse a Brooklyn, y Vicente por si solo ya es sufieciente gancho... del equipo, Kidd, bien, Jeferson como K-Mart, supravalorado, y Krstic en crecimiento. Suficiente para PO en el este, pero poco más. Del neurótico de Lawrwnce Frank ni opino...
Ya lo dice Montes en la entrevista de acb.com, apología del baloncesto lúdico, y Frank precisamente no es que sea de su cuerda...

true wolf said...

Totalmente de acuerdo con Martin, un jugador sobrevalorado como empiezan a darse cuenta en Denver.

Sobre Jefferson no soy el mayor de sus fans pero lleva unos años con grandes números. Como digo, el banquillo de los Nets no es para tirar cohetes y para algo necesitan tantos puntos de RJ24.

Me olvidé de Krstic, una de las agradables sorpresas de la temporada en la NBA.

rafita said...

a mi jefferson es un jugador que me gusta bastante

en cuanto a martin, es posbiel que si kidd no cobrara ni la mitad, pero eso nunca lo sabremos ya

AnarKoCub said...

la verdad que no viene a cuento con la discusion, pero necesito saber por que me llevan a los nets de mi new jersey para brooklyn, por que no le quitan la franquisi a menphis?