Monday, August 14, 2006

La recompensa de ser malo

En la liga desde la temporada 48-49, los Fort Wayne Zollner Pistons no tardaron en hacer las delicias de su propietario, fabricante de componentes de automóbil, al llegar a dos finales consecutivas de la liga. No se consiguió el soñado título, y Fort Wayne vio un relevo en Detroit, la ciudad de Michigan a la que le iba como anillo al dedo el nombre de la franquícia.

Muchísimo tiempo después, y con el paso de leyendas como Yardley, DeBuschere, Bing o Lanier, el sueño se materializó. En el año 1988, el del nacimiento de este pequeño lobo, dieron el primer aviso al llegar a la final de la NBA, en la que cayeron ante los últimos Lakers campeones del Showtime. Volvieron un año después y, aún un mermado Isiah Thomas, se alzaron con el título. Los Bad Boys, cuyos componentes más conocidos son el nombrado base, Dumars, Aguirre, Vinnie el microondas, Dennis Rodman, Rick Mahorn, John Salley y el más malo de todos ellos, el gran Bill Laimbeer.

Este estado de gracia, el dominio de los chicos malos en la liga, se alargó otro año, al vencer a los Portland Trail Blazers en la final del 1990. Un año después, la historia dio un giro, y aquellos Pistons se convirtieron en la primera de las víctimas del gran Air. Michael Jordan, barría a los de Michigan de la final de conferencia, terminando una de las dinastías más famosas y singulares de la historia de la liga.

Pasó mucho tiempo antes de volver a ver aquel equipo en las finales. Aún con Grant Hill o Jerry Stackhouse, Detroit no ganaba más que para llegar y caer en primera ronda de Play-Off. Un sorprendente equipo de marginales logró en 2003 meter a los Pistons en la final de conferencia. Un año más tarde, y con incorporaciones de la talla de Rasheed Wallace, y el sorprendente joven, Tayshaun Prince, lograron el pase a la final contra los favoritos en el este, los Indiana Pacers. BAD IS BACK.

Una vez allí, el quinteto más famoso de la NBA hasta este verano (Wallace-Wallace-Prince-Hamilton-Billups), se conformó en ir de víctima, como quien ya no puede dar más de sí. Una gran mentira, este grupo de jugadores logró el tercer anillo para el viejo Fred y barrió a los segundos mejores Lakers de la historia (al menos sobre el papel).

Y de no haber sido por Robert Horry, a saber si ahora mismo estaríamos hablando de otra dinastía. Otra de dos años, puesto que parece que Dwyane Wade, como en su tiempo hizo Michael Jordan, se ha encargado de que lo más cerca que les queden las finales, sea la de conferencia.

Ahí se queda, tres anillos de campeón de la NBA. Ahora viene la pregunta: ¿Han acabado las opciones de triunfo para el equipo de Detroit, con la marcha de Ben Wallace y después de esta gran temporada?

11 comments:

Wilt Chamberlain said...

Por su puesto, esperanzas pocas, aunque siempre puede pasar cualquier cosa.

Un equipo muy bien formado, totalmente de "manager", pero también un equipo un poco peculiar. Yo diría un equipo de buitres muy difícil de analizar correctamente.

¿Quién creéis que son los aspirantes más importantes al título esta temporada? En principio los de siempre, pero es posible que algunos equipos estén empezando a pasarse de rosca y haga que las dudas empiecen a flotar por el aire: Phx, Dallas, Detroit, etc., todos son un poco más viejos... Wade?, LeBron??? No veo mucho movimiento este verano.

Wilt Chamberlain said...

Por cierto, Wilt sí que era grande (por lo de "el gran Wilt"), XD.

Wilt Chamberlain said...

Y por cierto (2): eres un yogurín (1988) wolf, pero nos das un ligero repaso a todos manejando internet, jeje.

true wolf said...

jeje cierto, ahí he desvelado mi edad, ya me había dado cuenta de que erais algo más veteranos que yo. Soy generación Heat y Hornets, y entré en la liga el mismo año que Bryant o Iverson.

Para mí aspirantes Heat, Cavaliers y Phoenix, o al menos esto me gustaría, la juventud de Wade, James y Stoudemire al poder. Aún así nunca deben descartarse Spurs y Mavericks, al igual que unos Pistons que los veo ya sin garra para volver a sorprender.

rafita said...

otro yogurin el que escribe (89), cree que detroit este año no conseguira tantas victorias, y no seran claros candidatos al titulo como antes

MCMILLAN said...

El abuelo victor, soy mayor que vosotros... y por tanto os contradigo.
Los Pistons de este año me gustan más que los del año pasado, ¿¿acaso alguien duda que el último año Ben Wallace era una rémora para el equipo?? en los minutos de la verdad acabarón jugando juntos Sheed y McDyess. Big Ben ha sido un jugador supra-valorado, un especialista defensivo de 2'03 peladitos que no pudo hacer nada (pero nada de nada) contra Shaq. Sus grandes numeros en rebotes eran más merito de la labor de equipo que suya... y lo veremos en los Bulls.

El cambio en Detroit no ha sido Ben Wallace X Nazr Mohammed, sino que tb hay que sumarle a Flip Murray, que es precisamente lo que necesitaban. Un tio que se crea sus canastas y que juega comodo en estático. Y a Mohammed hay que verlo, desde que esta Dumars, pivot que ha pisado Detroit pivot que ha crecido, Sheed, BW, Okur, MCDyress... y creo que Nazr tb lo hará.
Confio más en el equipo de este año, es más talentoso, y la verdadera clave de la buena labor defensiva de Detroit no era Wallace, sino el equipo que presionaba junto.

Por cierto, para malos, malos... Mahorn y Isiah, que de esos he visto muchos partidos.

true wolf said...

Evidentemente de estos yo más bien he visto poco McMillan. Y no dudo del posible potencial de la plantilla de Detroit pero miro estadísticas y este equipo llegó a la final del este en 2003, dos finales consecutivas y cayó en esta final de conferencia. Me huelo a cambio de ciclo, y es por esto que mis apuestas para el año que viene van para los Heat y, en menor medida los Cavs.

PD: Y ojalá veamos arriba tambien a los Raptors y los Magic, me encantan Bosh y Nelson.

Wilt Chamberlain said...

Isiah malo??, no será como jugador no? Isiah Thomas?? Era un fenómeno... no??? Más que "pocket Magic" yo le llamaría "pocket Jordan"... no??

MCMILLAN said...

Isiah digo que era mal bicho, no mal jugador. Era el más Bad de los Bad Boys, en la final contra los Lakers, en una tarrascada en media cancha!! casi le parte la rodilla a Byron Scott, y pide falta en ataque!!!

Wilt Chamberlain said...

Eso sí.

Julius Bird said...

Ah, juventud, divino tesoro. Tenía que entrenar a los Pistons Dennis Rodman, así les daba algo de caña. POr cierto, el logo de los Detroit viejunos de los 50 lo colgué hace tiempo en mi blog y es la caña de hojalata, je, je. Salu2