Wednesday, August 30, 2006

Mucho ruido, pocas nueces

Dos de ocho; así de fácil y rápido podríamos titular un artículo sobre los New York Knickerbockers. Los hay que estan en tres de tres (San Antonio) o seis de seis (Chicago)...vamos a aclarar un poco esto.

Es un equipo que ha perdido seis finales, la mitad de ellas por 4-3 y la otra mitad por 4-1. Por tanto que ha pasado de poder tener cinco anillos a ser el equipo antiguo que sonroja cada vez que sale a luz el tema, viendose superados por Warriors, Sixers, Celtics...

Las tres primeras fueron jugadas a principio de los cincuenta, de forma consecutiva. Los Gallatin, Zaslofsky o Simmons cayeron por un partido ante los Royals en el año 51 y repitieron jugada un año después ante los Lakers de Minneapolis. Volvieron a las andadas un año después y otra vez ante los de Mikan volvieron a tropezar, esta vez por 4-1.

Ni tan solo olieron finales hasta la década de los setenta. Después de una gran temporada regular, la mejor de su historia que igualarían el año 1993, con 60 victorias y 22 derrotas, el equipo que lideraba Willis Reed se plantó en las finales. El pívot, que venía de ser nombrado MVP, no podía permitir que los suyos volvieron a casa, otra vez, con las manos vacías. Se las arregló para jugar cojo en el séptimo y decisivo partido, anular a Chamberlain y dar coraje a sus demás compañeros. Lo necesario para, esta vez sí, lograr un anillo por los Knicks.

Los Lakers se vengarían dos años más tarde, y así la historia podría ver un Chamberlain con dos anillos y a West y Baylor con una mano más digna de llevar. El momento de los Knicks volvería un año más tarde, y no sería otra vez desaprovechado; segundo y último anillo de la franquícia.

Reed, Frazier, Bradley, Barnett, DeBusschere...algunos de los hombres, entenados por el legendario Red Holzman, que forman parte del pasado glorioso Knickerbocker. El único momento dorado que sus fans recuerdan.

Llegaría Patrick Ewing con el número 1 del Draft del 1985, y con él la esperanza de muchos seguidores del equipo del Madison. La ya famosa bola caliente que sacó Stern en el que fue primer sorteo del Draft acabó con el gigante de Georgetown en la ciudad donde más presión y hambre de títulos podía llegar a sufrir.

Los Bulls en primera instancia y luego, a raíz de la retirada de Jordan, los Rockets, fueron los que alejaron al 33 de la gran manzana de su soñado anillo. Starks, Jackson y Oakley; su época pasó y poco a poco los Bulls volvían a recuperar su poder, y los Heat, Magic y Pacers se perfilaban como el nuevo dominio del este. Cansado, acabado...no eran los adjetivos que Ewing quería para su persona. En una temporada caótica para la NBA (lock-out), los Knicks eliminaron a los Heat en primera ronda viniendo del octavo puesto. Ver para creer.

Larry Johnson, Allan Houston, Latrell Sprewell, Marcus Camby y entrenados por Jeff Van Gundy. Estos eran los que ahora rodeaban a Pat. Pero de él no contaran que salió a jugar lesionado, lo mejor que de Ewing se puede contar, es que de haber jugado aquella final Duncan y Robinson no hubieran ganado en 1999 su primer anillo. Pero eso señores es hablar por hablar...

Ahora los Knick son un equipo corrompido, el que más gasta en salarios y menos rendimiento ofrece en cancha. No será Isiah su salvación y pasara mucho tiempo antes de que vuelvan a hacer honor a la ciudad que representan, y se muestren como lo que deben ser: una franquícia historica a la que se debe respetar.

10 comments:

rafita said...

ese ultimo parrafo tiene muchsima razon. creo que la gestion no esta siendo ni mucho menos la apropiada, y ahora isiah quiere arreglar el todo lo que el estropeo.
no espero mucho de ellos, aunque si lo hago de chaning frye

Pierce said...

estoy con rafita, isiah no arreglará nada
no es que sean los que mas gastan sino ¡que ya han doblado el margen de tope salarial!
Les tendrá que salir una perla en un draft o los knicks no aspiraran a nada

Muy buen post true wolf, el mio de hoy ya esta colgado

Wilt Chamberlain said...

Como decía Andrés Montes: "Yos soy de los Knicks y del Atleti, jaja..."

Julius Bird said...

Hombre, la comparación con el Atleti nunca la he entendido, la verdad. Precisamente en el blog de mi colega Cuéllar, en abc.es, he tratado hoy de esto. Los Knicks tienen un glamour, una historia y un encanto sólo comparable con los Celtics, incluso los Lakers y 76ers están en otro estatus. Hay agencias de viajes que incluyen un partido de los Knicks en el mismo paquete que la visita a la Estatua de la Libertad o un musical de Broadway. No creo que haya muchos turistas ávidos de visitar el Calderón, como mucho algún nostálgico de los Rolling Stones. Pero es cierto que el panorama para los Knicks es desolador, y con Isiah al frente, no digamos. Como no tiren de orgullo, que es lo último que se pierde...

Wilt Chamberlain said...

Julius, no compares España con EEUU, eso para empezar, pero yo si entiendo a qué se refería Andrés Montes cuando los comparaba: sufrimiento. Son dos equipos sufridores por excelencia y nada más que eso.

Oye wolf, te veo muy enciclopédico últimamente, así me gusta, tomando apuntes en clase.

Wilt Chamberlain said...

El primer blogger despues de mí y julius que se atreve con los cincuenta: Gallatin, Zaslofsky, jajaja.

the pearl said...

Me parecen que no te caen demasiado bien los Knicks...
Lo primero se te ha olvidado nombrar a Earl Monroe uno de 50 mejores jugadores de la historia.
Lo del Atleti y los Knicks si que le encuentro parecido sobre todo en los sufridas y fieles que son las dos aficiones,además son dos equipo imprevisibles.
Lo de Isiah lo veremos a partir de Noviembre.

Juanejo said...

es una verguenza que los knicks esten como estan, en manos de autenticos incompetentes, pero claro, es que parece que no importa el dinero, ni multas, ni sobresueldos...y este año mas, con claxton y jeffries..siguen entrando y nadie sale. que me lo expliquen

true wolf said...

Gracias por los alagos Wilt, pero para mí quedan muy lejos esos cincuenta. La inestabilidad de las franquícias, la falta de premios de temporada y los contínuos cambios en sistemas de Play-Off hacen que sea una época díficil de tratar desde la perspectiva actual.

Sobre los Knicks, The Pearl, es uno de los equipos que mejor me cae, aún su actual situación. Por allí han pasado dos jugones que son de mis favoritos, Sprewell y Marbury. Lo siento por lo de Monroe, ahora que lo mencionas es cierto que es un fallo importante no incluirlo. En todo caso ha sido por los excesos de alagos hacia Reed y mi admiración por Frazier por lo que se me debe haber pasado. Mis disculpas, y gracias por ir pasando por el blog!

true wolf said...

Depende de como vaya la temporada, y con todos los rumores que ha habido, alguno de los intocables va a caer, juanejo. Yo la verdad los veo en las 30-35 victorias con la gorra, o esto debería ser. Si no, espero que no enviaran tambien la ronda del 2007 a Chicago en el traspaso de Eddy Curry...