Sunday, August 27, 2006

Un caluroso verano

Campeones de la NBA en la temporada 2005-06, los Heat pueden presumir de ser el equipo más joven de la liga con un campeonato, pues nacieron en el mismo año que este lobito: 1988.

En aquella primera temporada de 15 victorias Kevin Edwards y Rony Seikaly eran los que apuntalaban una franquícia que por entonces poco prometía. Algo grande se estaba cociendo, un año después con la llegada de Glen Rice, que serviría años más tarde para traer a Alonzo Mourning.

Los primeros Play-Off llegarían en el año 1994 con Rice, Steve Smith y Seikaly a un gran nivel, y la correcta aportación de Baby Jordan (Harold Miner). Algo no fue bien un año después y tuvo que llegar Pat Riley y revolucionar al equipo con Mourning y Hardaway como lideres del proyecto. Los Magic estaban arriba, pero los otros de Florida tenían más de una carta escondida.

Un año después llega la primera final de conferencia, y la primera batalla ante los Knicks; la única que ganó Miami. Majerle, Lenard y un hombre que me trae grandes recuerdos, el jugador con mejor progresión del año 1997, Isaac Austin, y el titular que ilustraba su artículo en el número 2 de American Basket (Sangre Sudor y Lágrimas).

En el siguiente la segunda pelea entre los titanes de ambos equipos, y ex-compañeros (Mourning y Johnson), trajo consigo una temprana eliminación en Play-Off, para un equipo que quería plantarles cara a los Bulls. Un año después, con el Lock-Out, volverían a las andadas con un Heat-Knicks, pero en muy distinta situación: los de Miami como primeros del este, y los Knickerbockers como los octavos de conferencia. Otra pelea y la eliminación de un favorito al título, y con el jugador que quedó segundo en la votación para el MVP: el infatigable Mourning.

En el 2000 más de lo mismo. La enfermedad que contrajo Mourning y la decadencia en su juego de Hardaway fueron minvando la competividad de la franquicia, que entró en una profunda depresión. La salida, con extraordinario resultado, traerse un chaval de Marquette con el número 5 del Draft, para acompañar a Lamar Odom y Eddie Jones: Dwyane Wade.

El eléctrico escolta dio un giro de 360º a un equipo que pintaba a depresión, y clasificó a la franquícia de los Heat para los Play-Off. Una vez allí tomó las riendas del juego y logró eliminar a los New Orleans Hornets en su último año en el este y llegar a segunda ronda contra los Pacers, el equipo con mejor récord de la conferencia. Había nacido una estrella, pero pocos sospechaban que tambien una leyenda.

En el verano del 2004 los Heat son los elegidos de entre los 29 equipos para recibir en traspaso al pívot más dominante de la historia (no se me ofendas por el comentario Wilt, los dos sabemos que está por debajo del otro): Shaquille O'neal. Las lesiones hicieron estragos en la final de conferencia y aún forzar el séptimo partido ante los vigentes y sanos campeones, se quedaron a las puertas de la final; Stan Van Gundy había fracasado, o esto se debió pensar en los despachos.

Dulce es la venganza, volvieron a llegar y esta vez doblaron a un equipo que no se mostró ni más ni menos como el mejor de la temporada regular. Pat Riley había vuelto al equipo en medio de la temporada, y pretendía ser el segundo entrenador en ganar un anillo sin haber estado con el equipo desde el principio. El primero tambien había sido él.

El equipo generaba muchas dudas, desde buen principio y hasta el sexto partido de la final. Aún habiendo ganado tres partidos seguidos, pocos eran los que creían que los Heat se alzarían con el título. Pero aquella frontera que separa los hombres de los dioses se abrió para devolver a Dirk a donde le corresponde, y situar a Dwyane Wade en el olimpo. Y el 33 de los Heat, despues de muchos años de fidelidad, tenía su recompensa, que se verá reflejada pronto en el techo del American Airlines.

¿Primero de muchos? Esto se tratará más adelante, en el previo de la temporada.

8 comments:

true wolf said...

Solo faltan 6, seguramente por este orden:

Dallas Mavericks
Portland Trail Blazers
New York Knicks
Philadelphia 76ers
Minnesota Timberwolves
Boston Celtics

Pierce said...

Gran post. A mi Miami me gusta pero O'Neal aunque parezca raro no. A Wade le esperan aos estelares y le deseo lo mejor.
A mis celtics estoy impaciente por verlos true wolf.

Por cierto ue ya he publicado el de Reggie miller pasate cuando puedas

the pearl said...

¡Qué recuerdos me trae este equipo!En aquellas eliminatorias con mis Knicks había verdadero basloncesto.Todo el mundo habla de Shaq y Wade,tremendos,pero me gustaría destacar a Pat Riley,un crack.

Wilt Chamberlain said...

Veo que te gustan los Heat. a mí no tanto. Espectacular Alonzo Mourning en sus buenos tiempos y Tim Hardaway, el tío que más rápido movía el balón entre las piernas. Me quedo con la temporada 96/97 (aunque casi siempre fracasaran con los Knicks en playoffs).

true wolf said...

Después me paso Pierce, tengo un torneo hasta la noche. Realmente The Pearl, algun merito hay que reservarselo al entrenador. Sobre preferencias Wilt, recuerdo que preferías que ganaran los Mavs.

PD: Tampoco me gusta mucho O'neal.

rafita said...

a mi los heat no me han caido bien nunca, pero on wade y shaq, me he vuelto un aficionao suyo, porque creo que son dos jugadorasos.

Wayne Robinson said...

Hola amigo Wolf. ¿Qué tal esas vacaciones? Ya estamos aquí para seguir dando guerra.

Juanejo said...

buen repaso al equipo de south florida, campeones legitimos del ultimo curso, aunqeu sigo pensando que mas que ganarla Miami la perdio Dallas. ese ultimo cuarto del tercer partido ya pasara a la historia de como llevar unas finales a tu terreno...y ganarlas!! necesitan refuerzos en los puestos exteriores, ni payton ni anderson estan para nada y Kapono no cuenta, pero dentro son imparables.