Friday, December 14, 2007

Cuernos con hambre de anillo

Intentemos vencer la vaguez y sigamos con la serie. Llega el turno de los Chicago Bulls, equipo del que seguramente esperabamos más y que, aún el mal comienzo, confiamos que llegue sobrado a los puestos de Play-Off. De momento su pésimo récord y puesto es lo que hay, tocará hacer un análisis más profundo a continuación sobre las posibles causas y explicaciones.

Cinco por semana es un buen ritmo, a ver si lo logramos mantener. No hace falta decir que el próximo será el análisis del equipo de Lebron y que luego llegarán por fin equipos del oeste a esta sección. De momento vamos a lo que toca, que no es otra cosa que los cornudos vacunos del estado de Illinois.

Plantilla actual: Un trío exterior no tan demoledor como nos olíamos a principios de campaña y un juego interior tan pésimo en ataque como se temía. Deng no está rindiendo al nivel All-Star prometido, Gordon confirma los peores augurios hacia su persona y Hinrich, muy sorprendentemente, no ha sido hasta el momento el base sólido al que nos había acostumbrado.

En el juego interior siguen pecando de lo mismo. Buenas piezas en cuanto a intendencia pero nada bueno a aportar en ataque. El criticado contrato de Ben Wallace incrementa su peso al mismo ritmo que el cuatro veces All-Star baja sus números, Tyrus Thomas no tiene mala pinta pero también parece limitado y Joakim Noah tiene menos peso del pensado a principios de temporada.

Con rol importante, pero no a nivel de estrella, Andrés Nocioni sigue confirmando su importancia en estos Bulls aspirantes. Junto a Sefolosha, Duhon o Joe Smith, el argentino es uno de los buenos complementos que forman parte también de la plantilla de la que dispone Scott Skiles. Y aún hay más, puesto que gente como Khryapa o Gray pueden dar mucho juego.

Por tanto, vemos que su actual situación no se debe precisamente a la falta de mimbres. El problema es que la falta de poder interior repercute también en el acierto exterior. No es lo mismo tirar solo tras meter un balón dentro a un peligroso Eddy Curry (por poner como ejemplo un jugador que fue suyo) que hacerlo con Ben Wallace. Tal y como el balón entra se sabe que saldrá, ya sea otra vez al perímetro o de las cercanías del aro. No hay mucho riesgo de verlo dentro, como todos sabemos...

Si quieren ir a más y dejar la segunda ronda en muy poco deben hacerse con una pieza que de sensación de peligro a las defensas rivales. Bastaría un alapívot anotador, fino, estilista... Ben Wallace se encargaría del trabajo sucio, y este daría algo de miedo a una defensa rival que, visto lo que tienen los Bulls en el juego interior, está muy cómoda por dentro.

Cuerpo técnico: Consolidados ambos en el cargo, Scott Skiles y John Paxson forman un tándem que se pensaba que desde ya empezaría a acercarse el título. Tras un mes de competición el grupo genera dudas, pero sus cargos no es que estén en peligro precisamente. Más riesgo de salir tienen todos los jugadores, excepto un Ben Wallace del qué, a día de hoy, nadie los salva...

Skiles tiene fama de duro, estricto, ganador, comprometido... Lo lleva demostrando desde que está en el cargo, y aún decantarse por un estilo de juego quizás muy estancado hasta la pasada campaña le dió resultado. Hasta el momento el equipo no ha dado el paso adelante que se esperaba, y por primera vez en mucho tiempo empieza a desesperarse.
Mientras tanto, el que tiene trabajo de verdad es Paxson. Se las prometía muy felices antes de noviembre, pero ahora encara un período en que si los resultados siguen sin acompañar deberá tomar medidas drásticas. El United pide a Kobe cuando este ya no está a tiro, a la vez que se acuerdan de Curry o Chandler cuando ven el mal momento por el que pasa su "estrella" Ben Wallace.

Este quizás sea el gran punto negro de su gestión. Bastaría con tener uno de los dos (mejor Chandler que de haberle renovado hubiera costado menos dinero) en vez de a Ben para seguir la línea de jugadores elegidos en el Draft y no estar muy por encima del límite salarial. En vez de esto tienes a un pívot que va a menos y dos jugadores, Deng y Gordon, que no se conformarán con sueldo de complementos.

Imagen: Poca gente se atreve o atreverá a criticar la línea que marcan los Bulls. El uniforme es todo un clásico de la liga, formando parte del club de los seis intocables (Bulls, Celtics, Spurs, Lakers, Knicks y Pistons, a los que añadiría también los Sonics). Llevar la misma elástica que Jordan es todo un honor y responsabilidad, y dudo que sufra algún cambio a lo largo del tiempo.

Y es que podrán gustar más o menos el blanco y el negro, pero cuando se ve el rojo simplemente te quitas el sombrero. Las letras negras sobre el fondo rojo sangre, recordar aquel famoso tiro de Michael en el Delta Center, imaginarte lo bien que le habría quedado a Kobe... ¡Y a los que vengan!

Es simplemente intocable, al menos en mi humilde opinión. Bastaría con agudizar un poco el grosor de las líneas en el logo para hacerlo más moderno y adecuarlo a los tiempos que corren. El pentágono del pantalón podría sustituirse por clásicas bandas laterales, pero algo tan simple sería dar un paso atrás. Que sigan a lo clásico, y a ver si no tarda mucho este uniforme en volver a celebrar campeonatos.

Potencial futuro: Deng, Gordon y Hinrich garantizarían un perímetro para toda una década. Tyrus Thomas, Aaron Gray y Joakim Noah son piezas interiores con muchísimo recorrido por delante. Sefolosha y Duhon tienen buena pinta de cara a un rol complementario, y también son lo bastante jóvenes como para garantizar un largo recorrido. Notése sin embargo el tono hipotético que he estado utilizando...
Y es que es muy difícil mantener un bloque joven, ya que la ambición de uno le llevará a marcharse a otro lado. Este es el menor de los problemas, hay que contar con ello y tener un veterano por el mínimo o un nuevo rookie que cubra su baja. Lo más preocupante es lo que quizás podría pasar en Chicago, que por temas salariales no está claro que pueda mantener a su trío estelar mucho tiempo.

El contrato de Ben Wallace pesa más que nunca en tiempos de renovaciones. Deng y Gordon se han encerrado en banda en lo que parece ser un chantaje para aumentar su salario. El dúo británico cree merecer más de lo que Paxson puso sobre la mesa en su día, pero los Bulls no parecen capacitados para satisfacer ambos apetitos. Así pues, tal y como está el tema huele a que uno de los dos saldrá para mantener al otro contento.

De darse tal caso el elegido debería ser Ben Gordon, aunque Deng no se ha acercado ni por asomo a lo que su serie ante los Heat prometía. No se puede tener a todo el mundo contento, y teniendo en cuenta que el director ya está en liza, nombre por nombre, Luol debería ser el elegido para ser el jugador franquícia. Será complicado sustituir a Ben, pero si ninguno de los dos baja las pretensiones habrá que plantearselo. Si se da el caso, más que probablemente saldrá en un traspaso. ¿Os suena un tal Pau Gasol?

Lo que yo haría: Lo ideal sería tener margen para mantener la estructura actual y añadirle al esquema un pívot anotador. Como el poco margen en futuras agencias libres no da para mucho, lo que echan en falta deberán sacarlo de un hipotético traspaso y, si la situación es la que yo presentaba unos párrafos más arriba, mi hombre elegido sería sin ninguna duda Ben Gordon.

Pierdes un clutch, pero sigo en mis trece de creer que un proyecto ganador con Deng y Hinrich tiene más futuro que con Gordon. Si a esto le añades un pívot que te de opciones en ataque, la fórmula no está nada mal. Lo mismo con un Gasol o un Villanueva (aún las dudas que despiertan ambos este año) no creo que tardara mucho en dejar en muy poco el pasado logro de superar la primera ronda.

Lo que se comentó en su día: Yo me dedicaba a loar la figura del carismático e irrepetible Michael Jordan, y todo lo que había significado para este equipo. Añadía algo que suena a maldición, y es que nadie hablaría de este equipo si no hubiera sido por Air. Quizás el destino no le depare nada a este "diablo vestido de rojo", como yo le definía por aquel entonces. Quizás la historia quiere que todo lo que cuelgue del United sea mérito de Jordan.

Siete comentarios, aunque yo y Pierce dejamos dos cada uno. Hoeman, todo un crack del futbol, era el primero en comentar apuntando su duda sobre si habría logrado algo sin Pippen o Jackson. Luego vendría otro clásico como Rafita, afirmando que debía a este número 23 su afición por el baloncesto, aunque luego esta frase perdería toda credibilidad al apuntar que era de los Spurs (sin ánimo de ofender, todo coña).

A lo de Hoeman contestaría que en mi opinión Kukoc habría desempeñado un rol similar de no haber estado Pippen, y si no él alguien lo hubiera hecho. Peter defendía ambas posturas al decir que Mike había estado bien rodeado, pero no tenía dudas de quién tenía el mérito. Finalmente llegaría Pierce para rendirse el también al más grande y a mi introducción, que os cuelgo aquí antes del link:

"Seis anillos en seis finales...cinco premios de MVP en su haber...cuatro dorsales retirados...tres grandes protagonistas...dos, los anillos que concedieron entre ambos three-peat...uno, el más grande de todos, cuya leyenda no tiene límites."

http://taylorwolves.blogspot.com/2006/07/el-alma-de-los-bulls.html

Conclusión: El récord es engañoso, creo que esto lo tenemos todos claro. Irán a más y se meterán sobrados en Play-Offs, y rivales como Pistons, Cavs, Celtics o Magic para nada desearán cruzarse con ellos. Sin embargo, no hay que tomarselo a la ligera y minimizar el récord. Es sintomático, ya que es un reflejo de la evidente poca aportación interior y el conflicto que hay entre dos jóvenes ávidos de dinero y el equipo, poniendo incluso un objetivo como el de poder ganar el campeonato del este en segundo plano.

Casi no he hablado de Kobe, pero voy a dedicarle el párrafo final. A paso lento este equipo ha ido creciendo, y a día de hoy ya daba miedo. El gran error fue que en su día alguien pensó en Ben Wallace como "el jugador que daría el salto definitivo al equipo". Esta misma persona no pensó lo mismo cuando alguien le pidió a Gordon, Nocioni, Thomas y Noah, y puede que se arrepiente a día de hoy... Lo dejo en el aire.

7 comments:

samkas said...

Grande wolf, no he comentando nada en tus articulos anteriores puesto que cuando he llegado ya estaba todo dicho, estos bulls, pues si con un hinrich, kobe deng, wallace, y el q sea, es un ekipo aspirante al anillo, no habia pensado en villanueva como posible solucion, no creo q pidan muxo por el y si vuelve a ser el de toronto, ganaria mucho tanto en él cm los bulls.

PD: Wolf pasate x la liga de hoops, q te veo desinteresado, y te e propuesto un trade:P!

sixers29 said...

visto lo visto, este equipo se ha derrumbado, sobre todo el espíritu de equipo que imperaba, ahora se ha contaminado de intereses personales.

avenida said...

Nadie podía esperar este bajón de los Bulls, y o pillan una buena racha, o el vestuario puede ser un polvorín. La elección de Ben Wallace fue desacertada desde el inicio, y o lo combinan con un pívot que sepa tirar (yo a Gray lo veo una buena opción para eso), o con Joe Smith no se comen un cagao. Si no hay anotación interior, la presión por fuera será mayor, y Hinrich no podrá crear tan bien como suele para que Deng penetre o Gordon lance

true wolf said...

Ahora me doy cuenta que Joe Smith apenas aparece en mi artículo, aunque pocos carácteres merece por mi parte a decir verdad... Samkas, trade rechazado, Bryant es intocable. He hecho un cambio, Navarro por Garbajosa :P

Lo de que el vestuario es un polvorín espero que no, pero como véis estoy con vosotros en el sentido que parece que el problema es Wallace y el que lo pagará será Gordon...

J. Mercadal said...

Yo no creo que en su momento el fichaje de Wallace fuera desacertado. Cuando se fichó supuso un aire de ilusión, venía a Chicago en el momento más álgido de su carrera y por entonces los Bulls sólo apuntaban, poco más.

Este año las cosas han empezado mal y es cierto que Wallace ya es más una carga que una solución. El mayor problema que veo yo es el nerviosismo que parece que se está instalando, pero yo aun confio en que poco a poco se salga de ahí. Comentar que a mi Tyrus Thomas no me gusta, Noah en cambio si me gusta, pero hay que esperar, es su año rookie.

Se necesita alguien que amenace interiormente, pero hay que cuidarse. Las condiciones que Memphis pidieron el año pasado por gasol eran claramente desfaborables. Sobre el trade de Kobe tampoco creo que fuera la solución, lo que urge es alguien dentro y no un escolta anotador, para eso ya esta Gordon a un precio menor.

alaac said...

Todo el mundo sabe que Chicago necesita anotación interior excepto Paxson y Skiles. No mueven ficha, temen equivocarse de jugador? a quien dar a cambio Gordon o Deng, Thomas o Noah, Nocioni? El tiempo pasa y el ambiente se enrrarece.
Mas que preguntarse por Curry o Chandler hay que recordar que se entregó a Elton Brand por uno de ellos, y ese sí que era la solución.
O salen de ésta o todo se puede descomponer.

Sigue sin gustarme las camisetas brillantes.

Juanejo said...

crack y 3 veces crack!! El problema que yo veo a chicago es que son buenos, muy buenos, pero les falta un lider que les guie "to the next level" que dicen alli. ahora mismo son un equipo de pasar una ronda, dar algun susto, pero poco mas. necesitan una megaestrella, aunque esto suponga deshacerse de 3 jugadores buenos. deberian usar mas a tyrus thomas, joe smith esta mas acabado que ramon