Monday, November 12, 2007

Análisis 12 de noviembre

Boston es el único equipo imbatido del campeonato; Golden State, Minnesota y Seattle los únicos que no han ganado. Los Jazz son el mejor ataque de la liga; los Heat el peor. San Antonio es la "sorprendente" mejor defensa; tampoco sorprende lo de los Warriors, aunque poco ganarán si siguen dejándose anotar 119 puntos por noche...

Miro la clasificación con detenimiento por primera vez desde que ha empezado el campeonato y, aún a riesgo de sacar conclusiones precipitadas, hago mi primer análisis al respecto. Incluso me mojo y apuesto a que Wittman será el primer técnico destituído y que, si no mejora la cosa, podríamos ver traspasos involucrando a Gasol, Gordon y Villanueva, mi apuesta personal ya que por lo que parece las audiencias chinas se han encargado de echarle a un lado...

Pero vayamos por partes, que es como mejor sale la cosa. Siguiendo mi orden habitual (y el de la mayoría de analistas) empezaré por la división atlántico. Y, como no, empezaré por el equipo con quién nadie contaba en junio y que a día de hoy capitanea la liga con su mejor balance en veinte años: los Boston Celtics.

Garnett juega con adrenalina al máximo y a nivel de MVP, Pierce sigue sacrificándose como siempre y aportando en todos los terrenos y Allen firma unos porcentajes de vértigo, aprovechándose de los marcajes a sus compañeros y tirando más libre de marca, algo que no podía hacer en Seattle donde, aún marcado, también era letal. Pintan bien las cosas en Boston, siempre que los complementos sigan a lo suyo y no haya ninguna lesión del trío conocido de sobras por todos nosotros.

En la zona noble la tónica sigue siendo la misma. El duelo Nets-Raptors que ya se vislumbró el año pasado sigue su rumbo, con Kidd, Jefferson o Bargnani saliéndose y Bosh y Carter algo lejos de lo que se esperaba de ellos. Por nuestra parte comentar que Calderón sigue rendibilizando al máximo sus minutos y, aunque no intencionadamente supongo, ganándose un gran contrato para el verano que viene (en Ontario o donde sea). Garbajosa paga su empeño por jugar con la selección nacional, y ni el rendimiento de Delfino ni la apuesta por Jamario Moon ayudarán a mejorar su actual situación.

Ya más abajo, los Knicks muestran destellos de calidad pero, a la hora de la verdad, son los currantes Lee y Blackman quienes sacan las castañas del fuego. Marbury sigue demostrando coeficiente ahí donde vaya, y ninguno del mejor juego interior del este tiene madera para liderar el equipo. Cerrando la división están los Sixers donde, aunque poco se les pueda exigir, Cheeks sigue sembrando demasiadas dudas...

Llegamos a la Central, división en que ya van demasiados años empezando por el mismo nombre. Acordaros del motor, de Joe Dumars o de quién sea pero, por mucho que pase el tiempo, los Pistons siempre están allí. Un escalón por debajo, los Cavs aprovechan el mal momento de los Bulls aún sin Varejao, y con Lebron a un nivel sublime, lo más cercano que se recuerda a Oscar Robertson en mucho tiempo; o, quizás, en todos los tiempos
Bajamos un poco más y nos encontramos con que los Pacers han vuelto a su cruda realidad. Tienen mimbres para hacer algo bueno, pero O'neal no es el de antes, Tinsley sigue a lo suyo y Dunleavy tiene calidad, pero en el fondo sigue siendo un blandengue. El 33 es la única luz que guía el estado de Indiana, como lo fue hará ya casi treinta años...

Finalmente encontramos a los Bucks y los Bulls cerrando la división. En Milwaukee explotan al máximo el factor Jianlian, aún dejando a todo un jugón como Villanueva en el banquillo a costa de vender chino. Decisión controvertida que yo no apoyo, y que podría acabar con Charlie pidiendo el traspaso.

Traspaso, palabra de la que Chicago huía como la peste hasta hará unos días y ahora, a buen seguro, vuelve a estar sobre la mesa. Gordon y Deng luchando por un gran contrato a espaldas del mal momento del equipo no es algo bueno. Su rendimiento tampoco ha sido el esperado con lo cual, quizás, sea el momento de partir caminos con uno de los dos. Apuesto por Gordon fuera de Chicago antes de navidad, ya se verá si acierto o el equipo se recupera sin cambio alguno (que quede claro que, con cambio o sin él, creo que el 1-5 es transitorio y que estarán arriba).

Acabamos nuestra gira por el este repasando la actualidad de la Southeast. Tengo que reconocer que la profundidad de plantilla de los Magic me hacía dudar sobre ellos, pero está claro que pueden liderar la división (más visto como han empezado los otros dos candidatos). Les siguen a distancia prudencial los Bobcats, equipo que ha firmado el mejor inicio en su corta historia y que, ya sea usando la excusa de la juventud o las bajas, puede justificar ir a menos y terminar fuera de puestos de Play-Offs.

También tiene perdón lo de los jóvenes Hawks, aunque vista su pretemporada los más optimistas ya les veían en Play-Offs. Este equipo tiene talento, pero le falta dar un paso más. Alguien (ya sea Horford, Childress o Marvin Williams) debe confirmarse como el tercer espada de este equipo y, a poder ser, hace falta un entrenador mejor que el peón de Mike Woodson.

Y de inicios peores de lo esperado pasamos a inicios catastróficos. El 1-5 de los Wizards son fruto de una plantilla corta y una defensa mediocre, y por lo visto hasta ahora no les será fácil entrar a Play-Offs. Además, por si fuera poco, Arenas acaba contrato y lleva tiempo amenazando con un cambio de aires.

En la misma línea están los Heat, 1-5 y, sin Wade, confirmados como uno de los equipos más tristes del campeonato. Los que menos anotan y de los que menos reciben, menuda forma de celebrar el veinte aniversario y hacer el asalto al título la suya. Difícilmente irán a peor, y su objetivo debe ser estar por encima de los Wizards e intentar arrebatar el puesto a los Magic (que quede claro el expreso uso del mote "intentar" en esta frase).

De los nombres propios del este caben destacar los que ya he definido como aspirantes al MVP, Lebron y Garnett, y un tercer nombre que a día de hoy también podría acercarse al premio: Dwight Howard. Horford está luchando el premio a Rookie del año (y los Bucks y la federación china también), Howard y Garnett el de mejor defensor, Calderón, Lee y Villanueva el de mejor sexto hombre y Granger parece ir bien encaminado hacia el de mayor progresión.
Hecho nuestro breve paseíto por el este toca cambiarse océano. Aunque antes de irnos hacia el pacífico daremos una vuelta por la frontera con México para darnos cuenta que la vida sigue igual pero con nuevos invitados a la fiesta:

Con la misma solidez que el equipo con el que comparten liderato, los Rockets se hacen con lo más alto del trono del oeste. Anotando más que recibiendo y, en su caso, con una estrella sumada al talento de un pívot dominante. En Houston los ingredientes parecen ser los correctos esta vez, con sus dos jugadores aspirando al MVP y con un solo objetivo en mente: llegar más allá de mayo.

Si los Mavs no vigilan van a descolgarse, algo que hay que intentar evitar a toda costa. El futuro campeón parece que saldrá del triángulo de Texas, pero hay que luchar para no convertirse en el lado pequeño de un isoceles. ¿Y, para añadir aún más emoción a este juego de tres, qué mejor que un cuarto invitado? Los Hornets hacen buenas las teorías que, sin bajas, pueden dar mucha guerra. Con Chris Paul demostrando su gran nivel y los compañeros siguiendo su estela, los Play-Offs serán un objetivo muy sencillo de lograr este año en New Orleans.

Y, aunque sea pronto para sacar conclusiones, parece que los Grizzlies de este año vuelven a ser el niño feo que no es invitado a la fiesta. Una victoria y cuatro derrotas, primeras críticas a Iavaroni por el uso que hace de la estrella del equipo y más conclusiones negativas que positivas. Parece, aunque solo es una impresión mía, que se apueste por Rudy Gay como referencia del equipo. De ser mi teoría correcta, empiecen a hacer apuestas sobre cuanto va a tardar Gasol en ser traspasado... ¿Nos vamos a Chicago?

Hemos hablado de Chris Paul, y ahora toca hacerlo de otra de las sensaciones de la liga desde el puesto de base (ya desde el año pasado): Deron Williams. Él y el letal Carlos Boozer han elevado a los Jazz a otro nivel, a la misma altura que los grandes aspirantes de la conferencia y muy por encima de su máximo rival de división. Y es que con ellos, el tiro de Okur, la aportación en ambos lados de la cancha de Kirilenko y la impresionante progresión de Brewer, huele que estos Jazz pueden igualar, o incluso superar, el hito de la pasada final de conferencia.

Y es que, como he dicho, los veo muy por encima de los Nuggets. Se reafirma mi impresión de no ver una idea clara en el juego de Denver, de ser un sálvase quién pueda sin mucho sentido y con talento infinito. De momento están con 4-3, y no apuesto a que superen por mucho el 50%. Un porcentaje de victorias que no creo que superen los Blazers, que empiezan a vislumbrar un mal rollo creciente entre propietario y entrenador. Apostar por Blake y Sergio en vez de Jack, como saco de un artículo de Juanejo en Basketme, apaivagará la crísis y permitirá a los de Oregon esperar tranquilamente a que llegue un buen pick en junio, a juntar con Oden, Roy y Aldridge.

Cierran la división, aún sin conocer la victoria, mis Wolves y los Sonics. El futuro es el único argumento para salvaguardar el honor y justificar el fiasco, aunque daña la vista mirar las Box Score y ver que apellidos como Watson, Buckner o Jaric están en negrita. Por cierto, como ya he dicho anteriormente, apuesto a que Randy no acaba la campaña como técnico Timberwolf (o más bien lo apostaría de haber un GM decente en las ciudades gemelas).

Y ahora sí que terminamos en el pacífico este mega-analísis. Si empezaramos a hablar del equipo que más anota de la división nos sorprenderíamos al comentar primero la situación de los Lakers, así que lo iniciaremos con el equipo que tira de menos jugadores para ganar los partidos y que, por lo que parece, hace uno de sus últimos asaltos al trofeo Jim O'brien.

Y es que los Suns de d'Antoni cada vez suman más contrarios a su propuesta. Más que nada, porqué el aficionado no entiende que un equipo juegue sin pívots y se asusta al ver la cifra de minutos que está en cancha un cristal de bohemia como Grant Hill. Está claro que esto, como cada año, terminará pasando factura.

Más abajo que los del desierto nos encontramos al dúo angélino, más arriba de lo esperado a estas alturas. Los Clippers juegan al límite para contar con opciones cuando su mesías regrese de la lesión (y no hablo de Livingston), mientras que los Lakers se encomiendan a un juego colectivo y rápido que hasta ahora no habían dejado ni intuír. Así las cosas, aún resultará que Kobe ganará el MVP justo en la campaña que anota menos y que sus compañeros empiezan a jugar. Si con estos argumentos que sus críticos han usado siempre en su contra no lo gana, siempre y cuando mantenga su equipo arriba, algo que yo no creo que vaya a ocurrir, está claro que habrá que plantearse muchas cosas...

Cierran la división los Kings. Perdón, ha sido por inercia y por impresiones previas que tenía. Porqué serían los Kings, y no los Warriors, quienes tendrían que cerrar la división. Si me apuras deberían ser los Clippers, pero nunca los Warriors. Aunque buena verdad es aquella que dice que si juegas con fuego te quemas. Una cosa es apostar por el ataque y otra, al más loco estilo Westhead, apostar por no defender. Decantate por esta última opción y tienes partidos a 120 puntos (siempre en tu contra) e imposibles de ganar. Cero victorias en tu casillero es lo mínimo que puedes encontrarte...

Terminado ya este tour por el oeste toca hablar de jugadores aspirantes. En el MVP se habla de los mismos que salían en las quinielas previas: Kobe, Nash, McGrady, Nowitzki, Ming... ¿podemos meter en este club selecto también a Paul, Boozer o Deron? Pues los metemos, igual que nos vemos capacitados para declararlos valores seguros para el All-Star de New Orleans.

Pasamos ahora al premio de Rookie del año, causa que Durant tiene ganada desde la lesión de Oden y que parece no poder escapar a su bolsillo. Camby, Bowen y Kirilenko se perfilan como claros aspirantes al premio a mejor defensor, Gay, Kaman y Brewer podrían aspirar a ser el jugador más mejorado y Barbosa competirá con Terry para lograr su segundo premio a mejor sexto hombre.

Y hasta aquí el análisis, que no cerraré sin antes comentar que ya se ha elegido sede para el All-Star del 2009. Finalmente la liga se ha decantado por Phoenix y, aunque no era mi candidato favorito, tengo que reconocer que el logo me mola mucho. Cabe recordar que allá por junio del año pasado Los Lobos de Taylor hizo una encuesta al respecto, y Toronto fue el candidato más votado seguido por el finalmente elegido y con Milwaukee en tercera posición.
No se ha respetado nuestro/vuestro voto, pero quizás se nos escuche de cara al 2010. Boston, Milwaukee y Toronto parten como candidatos y, teniendo en cuenta que no se celebra en el este desde Atlanta 2003, no creo que el elegido final diste mucho de estos tres. Solo el posible retorno a una urbe importante como New York o Chicago, el posible traslado de los Nets a Brooklyn y el gancho de la Cleveland de Lebron (si aún está allí) pueden truncar el sueño canadiense, que en mi opinión debería ser el elegido. También París se perfila como futuro candidato, aunque a mi no me mola nada esta opción...

En fin señores, aquí lo dejo por fin por hoy. Dar las gracias a quién lo lea todo (le invito a firmar ya que ha econseguito tal epopeya) y desear lo mejor para vosotros y vuestros equipos de cara a esta próxima campaña 2007-08. Por los primeros ingredientes del caldo, tiene pinta que esta liga va a estar interesante...

Por cierto, voy a cambiar la encuesta próximamente y lo haré con la siguiente pregunta: ¿quién crees de estos que será traspasado antes? Por cierto, supongo que no hace falta decir que la división Southwest y la Atlantic se llevaron la palma en cuanto a equipos suyos aspirando al título según los votantes. Mil gracias a cada uno, votad también esta vez ;)

11 comments:

sixers29 said...

por ahora yo le daría al MVP o a Yao o a Lebron, quizá a Yao por la mejor situacion del equipo. De rookies los mejores son Durant y Al Horford,en eso no hay dudas,jeje.

También creo que el entrenador de los wolves va a ser despedido,ojalá Cheeks también fuese despedido en los Sixers.

Interesante el dato de que en 2009 el all-star será en Phoenix, me acabo de enterar por ti.
Saludos

Juanejo said...

me llama la antencion poderosamente lo de puntillas que pasas por minesota....vaya contratazo que se ha sacado big al, jejeje.
yo el mvp se lo daba ahora mismo a king james, o a t mac.

true wolf said...

No puede hablarse de todo, además que tengo que reconocerte que apenas los llevo siguiendo últimamente. Mi ojo está puesto sobretodo en Bryant, Garnett, James y T-Mac a día de hoy. Y mejor que sea así porqué, como ya he dicho, daña la vista ver que Jaric y Buckner son titulares (solo nos faltaría Toine para completar un trío de ensueño).

Lo del All-Star de Phoenix se ha dicho hace poco sixers, y estas notícias llegan con tanta antelación que es normal que te pasara desapercibido.

Por cierto, me sabe mal porqué tiene el dorsal retirado allí, pero tampoco apuesto a que Cheeks vaya a durar mucho...

samkas said...

Has dicho todo wolf; candidatos al mvp, yao y t-mac ademas compartido:D

J. Mercadal said...

Más o menos coicido contigo. Peligroso juego al que están jugando los Celtics, muchos minutos para sus tres valuartes, supermotivados, pero eso les puede pasar factura. Deberían dosificarse y darle más minutos a los suplentes, aunque baje el nivel y el número de vistorias.

La liga necesita a Wade, que Hasslem siga siendo el que más tira de los Heat es insultante. Sorprendente Jason Williams, manteniendo su nivel post-chocolate blanco.

Se confirma que le 3-0 de los Pacers fue en gran medida por demérito de Wizards, Grizzlies y Heat.

Richi said...

Me estoy viendo todos los partidos de Wolves, por una explicación, está mi chaval: 1 McCants
Me encanta

El equipo en sí, psss, poco a poco hay que ir, Brewer irá apareciendo, volverá Foye, este equipo tiene calidad en algunos; me sorprende la no incursión de Green


Saludos crack
5-0 los verdes
Go Wolves tb

Alvaro said...

Fantastico analisis wolf, te lo has currado, aunque un poco pronto para dar MVPs no? jeje

Me llama la atencion q creas q van a echar a Witman cuando se supone que es un equipo joven y sin exigencias, no es la misma presion que tenia Casey por ejemplo.
Si lo echan me pareceria otro ridiculo de McHale porque si no confiaban en el han tenido todo el verano para buscar otro entrenador

Opino lo mismo en el caso de Mo Cheeks

Juanejo said...

a mi de minny el que me gusta mucho es Randy Foye, a ver si vuelve de su lesion porque como bien dices, jaric y buckner de titulares es una ofensa para el basket. Por cierto, que este Foye me recuerda fisicamente a Nick Van Exel.

basket si gracias said...

El mejor de minnesotta es Jefferson, sin discusiones, pero a lo único que pueden aferrarse los Wolves es a aumentar el valor de sus jugadores, par5a venderlos mas adelante. El mvp para Garnett, y el rookie... cuidao con azubuike de los Warriors.

true wolf said...

A mi de Minny me sorprende también lo de Gerald Green, de nuevo McGrady a marginal en un equipo que va para récord negativo histórico, no lo entiendo. Me gusta que Telfair vaya teniendo minutos, para mi los titulares son McCants y Foye aunque ninguno sea base puro pero le daría el testigo a Bassy como tercer hombre. ¿Jaric y Buckner? Dejadlos en el bosque para que se los coman los lobos, y a poder ser acompañadlos de McHale y Walker.

Yo a día de hoy jugaría con Rattliff-Jefferson-Gomes-McCants Foye y tendría en cuenta para mi rotación a Telfair, Brewer, Green y Craig Smith. Rattliff jugaría 20 minutillos, Jefferson 36, Craig Smith 24 y de los 30 de Gomes le metería 20 a jugar de alapívot. El juego exterior te lo completa el mismo Ryan como alero 10 minutos, Gerald Green unos 24 y Corey Brewer también 24, diez de ellos como escolta. Foye jugaría 36, McCants 30 y Telfair los 20 restantes en mi rotación. ¿Fácil no?:D

true wolf said...

Bueno, hay algún error pero creo que a grandes rasgos se entiende. Me inspira un nuevo artículo...