Tuesday, March 27, 2007

All-Class Team

Hoy elegiré a los doce hombres que formarían el Dream Team con más clase de la liga, aquellos sobrados cuyos logros y hazañas quizás no hayan recibido todo el reconocimiento que merecen, y que no deberían ser olvidados:

En mi equipo estarían tres bases. El uno fue dos veces campeón con los Rockets y deambuló por media liga hasta encontrar el All-Star en los Wolves y la segunda juventud que nos brindó antaño ante los Clippers. Con la edad que tiene, sería el tercero en la rotación y un muy buen futuro entrenador para este cocktail de jugones en estado puro.

Su suplente natural sería Jason Williams, el base más espectacular desde Pete Maravich y una vez campeón de la NBA con los Miami Heat. Evidentemente, la versión joven y fresca que vimos en los Kings es la que gusta al cuerpo técnico de este equipo que, de verle en su actual formato, no dudará en recomendarle que abandone la plantilla.

Finalmente, el mejor crossover desde el homófobo más famoso de América (Tim Hardaway), sería el base titular del All-Class Dream Team. Fofito y barbudo, quién diría que puede imprimir un ritmo tan frenético al juego y dejar sentado todo defensor que se proponga pararle. No es otro que Baron Davis, uno de los baluartes que llevaría este equipo a lo más alto de la liga.

Un escudero de lujo en el backcourt (y capacitado para jugar de base de ser necesario) sería mi escolta suplente, Derek Fisher. Tres veces campeón de la liga, con parte de culpa en más de un anillo, vería multiplicada su importancia llegados los Play-Offs, y en vistas a jugarse aquellos balones importantes y retos que solo unos cuantos elegidos pueden asumir.

Poca cancha tendría que ver en temporada regular, siendo además el suplente de la estrella del equipo. Michael Redd, injustamente olvidado en los dos últimos All-Star Games, se encargaría de dejarle descansar tranquilamente hasta que llegara la hora de la verdad. Suya sería la responsabilidad de llevar este equipo a lo más alto y ver así reconocida la importancia que se le debería reconocer en la liga.

Por lo que a mí respecta, Peja Stojakovic y Corey Maggette se repartirían a la par los minutos de alero suplente. El uno para jugarse sus tiritos e ir descansado y el otro por anotar gracias a su calidad individual en el 1x1. Uno ha jugado tres All-Stars y el otro ninguno, pero a la hora de la verdad ambos podrían ofrecer distintas cosas para equilibrar este disputado puesto.

Y es que pocos podrían ser titulares por delante de estos dos colosos, pero si alguien forma parte de este selecto club no es otro que Lamar Odom. Un hombre de equipo al que se le puede reprochar no haber ofrecido nunca su verdadero potencial. Puede que su momento esté aún por llegar o puede, como me temo, que nunca sabremos todo lo bueno que puede ser Lamar Odom...

Y solo quedarían cuatro plazas, a repartir entre los hombres interiores. El que menos jugaría, al menos hasta mayo, sería Robert Horry. Una vez llegados a Play-Offs sacaría a relucir todo su potencial para dar al equipo un campeonato, que sería ya el séptimo en su abarrotada cuenta particular.

Los otros tres podrían repartirse a la par los minutos en las dos posiciones que quedan. Marcus Camby sería el especialista defensivo y, a la vez, podría aprovechar los espacios que los otros dos dejan o las asistencias de dos magos como son sus compañeros para anotar fácilmente sus puntitos.

Chris Webber sería uno de los dos pívots de lujo del equipo, aún jugando a la pata coja. Se reencontraría en el All-Class Team con un conocido como Rasheed Wallace, con quién forma actualmente en estos momentos una de las parejas que más dan que hablar en la liga.

Finalmente, nadie como Larry Bird para dirigir al equipo. Un entrenador con mucha clase, que en solo tres años llevó a los Pacers a tres finales de conferencia y a las puertas de un campeonato que solo los Lakers de Shaq pudieron evitar.
Aquí os dejo con otro artículo, del que me temo que no tiene el nivel de los trece nombres que formarían esta fantástica plantilla. Y ya sé que no es lo mismo, pero si no pueden ser estos los que lo ganen aquí va mi deseo para el 2007: Phoenix Suns campeones de la NBA!

5 comments:

Juan Carlos said...

el base de rockets quien es? es que ahora mimo no caigo :S

camby y predrag...mmm buenas elecciones :D

true wolf said...

Sam Cassell era el base de los Rockets cuando fueron campeones.

En los pívots faltan los ilustres retirados Sabonis y Divac, sobrados iban de clase estos dos...

NBA Freak said...

Yo creo que habla de Cassellmania!! jejejeje.

En que te has basado para hacer este equipo? Porque... me parecen un poco "extrañas" las decisiones.

Saludos.

NBA Freak said...

Te me has adelantado. Jajaja, eso por tardar!!

true wolf said...

Criterio personal reflexionado en una tarde antes de ir a entrenar. Es decir, 100% a mi gusto y con jugadores que considero infravalorados o que no llegan al nivel de SuperStars