Friday, November 10, 2006

El tren del anillo

Este no es un artículo dedicado al genio y figura de Charles Barkley. Lejos de retratar al personaje, voy a escribir sobre algunos jugadores aún sin anillo, lo que les queda en la liga, y como han dejado, tienen o tendrán la oportunidad de ganarlo. ¿Karl Malone o Gary Payton? Esta respuesta no solo está en sus manos...

Les pasará el tren:

Lebron James (Cleveland): En su tercer año en la liga, con solo 21 años, llevó a los Cavs al séptimo partido de la segunda ronda de Play-Offs ante los, por aquel entonces, vigentes campeones de conferencia. Esta muestra de madurez unida a su calidad y capacidad para progresar, nos demuestran que aún es pronto para él pero, a la vez, no falta mucho para que deje de serlo; el cielo es su límite.

Carmelo Anthony (Denver): Yo creo que los Nuggets van a ir a más en los próximos años, y aquí es donde Melo tendrá una oportunidad de hacerse con el anillo. Es joven, tiene calidad, ambición, y su historial le avala en la temporada regular, si bien debería empezar a pasar rondas de Play-Offs. Este año podría ser el primero, si la plantilla se mantiene estable y no empieza tan mal como otras temporadas, cosa que de momento está ocurriendo.

Yao Ming (Houston): Junto a McGrady podria ser que su momento no esté tan lejos. Aún así, los últimos dos años nos demuestran más bien lo contrario. Este año Yao ha empezado la temporada dominando, empeñado en convertirse en el mejor pívot de la liga. Si esto se confirma, los Rockets podrían ser pronto, si no lo son ya, candidatos a todo.

Chris Paul (New Orleans/Oklahoma City): Ni los más optimistas esperaban un inicio como este. Los Hornets han empezado con buen pie, esperemos que no se deshinchen, y su estrella va camino del All-Star. Este debe ser el primer paso que de el base de los Hornets y, a lo mejor, dentro de unos años pueda plantearse objetivos más altos.

Dwight Howard (Orlando): Sin duda este debe ser el año de su definitiva explosión. Tras la temporada pasada, Howard ha demostrado estar capacitado para liderar la NBA en rebotes y poder alcanzar el All-Star. El anillo para los Magic, de mantener su alianza con Nelson, Reddick y Milicic, no es una opción tan descabellada.

Chris Bosh (Toronto): Veremos donde puede llegar el nuevo proyecto Raptor, el primero con ambición tras Vince Carter. CB4 es el pilar de la plantilla, el lider que debe llevar a Toronto a alcanzar las más inimaginables cotas. En mi opinión puede lograrlo, por calidad y compañeros de viaje, de entre los cuales destaca Colangelo; y como no, dos campeones del mundo como son el madrileño y el de Villanueva de la Serena.

Gilbert Arenas (Washington): Puede que los Wizards estén yendo a menos y Arenas tenga que cambiar de aires para lograr su sueño. Su progresión en la liga ha sido impresionante, y verle ganar un MVP o el anillo de campeón no puede en ningún caso descartarse. Él lo tiene claro, quiere el campeonato, en Washington o donde quiera que sea.

Con el tren en la estación:

Dirk Nowitzki (Dallas): Después de lo visto el año pasado (por la forma en que perdieron la final) se antoja difícil imaginar a los Mavericks ganando un anillo. De todas formas, por plantilla estaran disputándolo algunos años más, así que sería injusto no contemplar a Nowitzki como lo que es: un jugador que aún puede lograr su anillo de campeon.

Amaré Stoudemire (Phoenix): Después de dos finales de conferencia (una en su caso), los Suns vuelven por tercer año a presentar batalla para lograr el título. Le he puesto primero porqué por él pasan las posibilidades del equipo para lograrlo. Si se recupera y vuelve a ser el de antes, dudo que Spurs y Mavs puedan vencer a los Suns de Phoenix. Si no logra su nivel óptimo, es probable que el sueño se marchite y el equipo no tardará en volver a la realidad de los sin anillo, y sin opciones a corto plazo.


Steve Nash (Phoenix): De no haberse lesionado Nowitzki, incluso podría haber ganado el del 2003. Ha estado en tres de las cuatro últimas finales de conferencia, tiene dos premios al MVP de la temporada, dos compañeros de lujo a los que asistir...Le falta el anillo, y su ambición puede verse realizada este mismo año en función de como evolucione Stoudemire.

Ni fu ni fa:

Paul Pierce (Boston): El primero de este club, donde hablaré de jugadores que parece que deberían lograrlo, pero que poco han ofrecido a la hora de la verdad. Si bien es cierto que Pierce jugó una final de conferencia (2002), la realidad es que nadie en el este por aquel entonces tenía probabilidades reales de anillo, así que no es mucho el valor que tuvo aquel acercamiento al título. Es muy meritorio, pero no lo suficiente como para decir que Boston tenia aquel año el anillo a su alcance.

Tracy McGrady (Houston): Otro con gran historial. Todos recordamos el 3-1 ante Detroit cuando jugaba en Orlando o el 2-0 ante Dallas en 2005. Ambas eliminatorias quedaron en nada, y McGrady aún no sabe lo que es jugar una segunda ronda de Play-Offs. Y tal como está el oeste, dudo que lo aprenda tampoco este año.

Vince Carter (New Jersey): Andó cerca el 2001, cuando tuvo a su alcance el tiro para meter Toronto en la final de conferencia. Aquello y la segunda ronda perdida con los Heat el año pasado, son sus más meritorios acercamientos al anillo. Otro del que se esperaba mucho, pero que ha cumplido poco hasta el momento a la hora de la verdad.

Grant Hill (Orlando): Un clásico de las primeras rondas a finales de los 90, con los Detroit Pistons. Su fichaje por Orlando junto a McGrady, situaron al equipo de Florida como el favorito para hacerse con el anillo (o al menos llegar a la final, pues el este no era gran cosa). Seguramente, de no ser por las lesiones, hubiera podido llegar más lejos, pero la historia es la que es, y Grant Hill no será recordado por haber podido disputar eliminatorias decisivas para lograr el anillo de campeon.

Ray Allen (Seattle): Digno acercamiento en el año 2001 con los Milwaukee Bucks, y meritória llegada a segunda ronda con los Sonics en 2005. Aún así, hay demasiados bucles en su currículum, mucho vacío de Play-Offs, como para hablar de él como alguien que aspiró a ganarlo. Será difícil verle hacerse con el premio, al menos tal como está su actual franquícia actualmente.

Les pasó el tren:

Jermaine O'neal (Indiana): Junto a Reggie Miller y Ron Artest en el año 2004. Los Pacers llegaron a la postemporada con el mejor récord de la liga, la ambición de The Killer, el temporadón del "otro" y la figura de Larry Bird en los despachos. Se perdió la oportunidad y la plantilla ha ido a menos desde entonces, al igual que el rendimiento de O'neal.

Kevin Garnett (Minnesota): El mismo año Garnett tuvo la oportunidad de su vida. Con compañeros de lujo los Wolves pasaban por primera vez de primera ronda (malditos hasta el momento), pero un triple de Fisher llevaba a los Lakers del glamour a la final de la NBA, dejando fuera al equipo del MVP, que no ha llegado a la postemporada desde entonces. La máscara quiere ganarlo, pero tengo asumido que no será en Minnesota...

Jason Kidd (New Jersey): Metió a los Nets en dos finales de la NBA consecutivas, haciendo incluso una temporada de MVP que no se vio premiada. En la primera poco pudo hacer para evitar el barrido y que los Lakers lograran el three-peat, pero en la segunda le ganó dos pulsos a Tim Duncan, que finalmente llevó su segundo título, y el último de David Robinson, al Alamo.

Allen Iverson (Philadelphia): Una sola vez ha estado Iverson a rozar del sueño. Fue en 2001, temporada en que logró el MVP de la temporada regular y del All-Star y que, tras dos sufridas eliminatorias ante Raptors y Bucks, metió los 76ers en la final. Allí ganó el primer partido de la serie a los Lakers (15-1 en Play-Offs), pero nada pudo hacer para evitar el doblete en los cuatro siguientes. Otro que no lo logrará en Phila, si de verdad lo quiere tendrá que cambiar de aires.

Chris Webber (Philadelphia): Veterano de lujo que lo estuvo disputando durante años, con los Kings del juego más bonito que he visto. Tuvo su gran opción en 2002, teniendo la final de conferencia 3-3 y pudiendo resolver en el séptimo. Los nervios llevaron los Kings al terreno maldito, y los Lakers aprobecharon para lograr su tercera final de la NBA, que ganaron fácil ante los Nets.

Un cambio de aires o un milagro puede poner a cada uno en una nueva categoria. Dentro de unos años, de no ganarlo ahora, Nowitzki podría estar en el club de les pasó el tren (ilustres como Miller, Barkley y Malone buscan nuevos compañeros), o Lebron James podria estar en el ni fu ni fa (que seguro que no pasará). Garnett puede que vaya a los Lakers y que junto a Bryant logren el sueño, o los Nets podrían dar la campanada y reubicar a Carter y Kidd...

Todos buscan lo mismo, pero no todos podran alcanzarlo. Esta es la realidad más cruda, de aquellos que aman y hacen amar el juego.

9 comments:

true wolf said...

Últimamente no paro de actualizar. Os recomiendo que echéis un ojo (si quereis) al segundo artículo de la Penya y a Luto en las ciudades gemelas ;)

avenida said...

tío, tienes razón, no damo a vasto para leer tus artículos;) sin embargo, la calidad no baja, porque pedazo post que te has marcado. Sigue así, crack.

Wilt Chamberlain said...

Siempre se dice que si tal no gano el anillo... pero en realidad el anillo lo gana muy poquitos. No se trata de que fulanito o menganito no hayan ganado todavía un anillo, se trata de que mengano y fulano han logrado ganarlo. Se tienen que dar una serie de circunstancias, no es tan sencillo. Ahora bien, está claro que algunos jugadores, por lo buenos que son, resulta complicado comprender por que no han logrado un campeonato.

Y una cosas sobre Chirs Paul, ¡espectacular! Ayer perdieron, pero Paul hizo 34, 10, impresionante inicio del base, toda la razón wolf.

rafita said...

no podia estar mas de acuerdo

auqnue si lo gana yao lo gana t-mac. cierto es lo de jermanien y kidd. ya lo tiene chungo

a pau donde lo metemos??

CB4 cada vez me gusta mas. es un crack. es y sera mas importante en la liga con el paso del tiempo

true wolf said...

Pau será ni fu ni fa en su día, siempre y cuando siga en Memphis jejeje

Al igual que Brand, Pau lo he reservado porqué no ha hecho un asalto serio al anillo, por lo que no ha perdido el tren, no está en mi opinión a la altura de los ni fu ni fa hasta ahora, y no aspira para nada a ganarlo en un futuro próximo. En Memphis al menos no!

Wayne Robinson said...

Hola Wolf: ¿Qué pasa megacrack? Lo del MVP que me comentabas en mi blog estoy de acuerdo contigo. No me imagino a un jugador como Boozer ganandolo. No me gusta nada a mi ya ves. Para mi el MVP de lo que va de temporada es Paul Pierce, a pesar del paupérrimo inicio de los Celtics. Ya estaríamos entrando en el debate de si lo importante es las prestaciones individuales, la aportación al equipo, patatín patatán Demasiado pronto. Ya tendremos tiempo de calentarnos con estas cuestiones. Pero este tio está cogiendo 13 rebotes por partido cuando la media de su carrera es 6.6 Pierce ¿dónde andas? ¡Explícame qué pasa aquí!

Pierce said...

Yo te lo explico tio!!!! Pues que es un crack y se acabo!!!! XD impresionante, cierto. Pero esto me da miedo, Pierce ya vuelve a ser el maximo anotador, reboteador, y asistente. ESte equipo sigue igual.

Vaya pedazo de post te has marcado colega, pero a Jemaine no lo enterraria tan pronto, es un crack, al igual que kidd, aunque este lo tiene mucho mas dificil

sixers29 said...

es una pena que cracks como esos vayan a retirarse sin anillo,aunque alguno de ellos lo acabará consiguiendo.
Iverson posiblemente lo tendrá difícil y no lo logrará pero quedará en la historia de los Sixers como el jugador más honesto y fiel de la franquicia entre otras cosas más.

sixers29 said...

de los que mencionaste a los que veo con más probabilidades de conseguirlo son Melo,Lebron y Chris Paul