Wednesday, October 01, 2008

Preview 08-09: Southwest

Echada mi suerte ya en el este toca el turno de cambiar de conferencia, con lo cuál nos quedan tres apasionantes análisis del universalmente conocido como hermano fuerte de la liga. Como último apunte a mi anterior análisis, destacar las dudas que ha levantado el descartar a Wizards, Bucks o Hawks en los Play-Offs, algo que provoca la inclusión, entre otros, de Heat o Pacers. Por suerte para todos aún queda mucho para ver quién tenía razón...

El este se presenta más apasionante que en los últimos años, pero esto no quiere decir que haya bajado el nivel en el oeste. Bien al contrario, a los proyectos en decadencia que aún no quieren desengancharse de la élite se les unen plantillas ilusionantes que, futuro aparte, quieren también empezar a vivir del presente. Sin más rollo por mi parte, que empiece el juego con la división suroeste

DALLAS MAVERICKS

Opinión:
Junio de 2006 y principios de mayo de 2007 son dos fechas marcadas en negro en el calendario de Mark Cuban, dos indicios de que algo iba mal en el proyecto que dirigía Avery Johnson, y que la pasada serie ante los Hornets se encargó de convertir en causas o puntos de inflexión.

Nunca sabremos si fue antes el huevo o la gallina, si el proyecto de Avery Johnson fracasó por las dictatoriales formas del técnico o estas sirvieron como excusa para justificar dos derrotas con sabor a caída del imperio romano. Fuera como fuera muchos percibimos a los Mavs de hoy en día como un equipo moribundo, a años luz de una mejor versión que fue incapaz en sus dos oportunidades de hacerse con el título.
Estoy siendo generoso, pues lo de Nowitzki y compañía fue más, mucho más, que perder simplemente el anillo cuando lo tenían a tocar. Muchos lo minimizaremos diciendo que dos series no son nada, pero en su caso son quizás la única causa que separa una dinastía entre el 2006 y el 2007 del absoluto fracaso. El tren del anillo no pasa cada día, y con las finales ante los Heat y el mejor récord el año siguiente Dirk Nowitzki quedará como uno de los pocos que con más oportunidades de las habituales no ha conseguido hacerse con el gran premio (y sin Jordan como rival, por muy cerca de dios que estuvieran Wade y Davis en su día).

Plantilla: El gran cambio en relación a campañas anteriores reside en el banquillo, pues tras completar tres ciclos enteros como director de orquestra del conjunto tejano pocos pueden aprobar la tarea de Avery Johnson. Le tocará ahora a Rick Carlisle silenciar a sus detractores, al mando de una plantilla que da la sensación que no da más de sí.

Demasiado miedo escénico por parte de Dirk Nowitzki y episodios de demencia momentanea protagonizados por Josh Howard, que cada vez se aleja más (fuera de las canchas) del perfecto escudero que todos creíamos que era. Quizás la presencia de Jason Kidd le empuje de nuevo a un papel de tercer espada, aunque con el trote que lleva el de Oakland en la liga está por ver que rol interpreta en una plantilla con la exigencia que habrá en estos Mavericks.

Stackhouse, Terry y Dampier seguirán como los secundarios más importantes, con Diop, Bass, Jones y Barea como principales candidatos para engrosar esta lista. Incógnita total la importancia que tendrá Gerald Green, jugada que de salir bien provocará la envidia de media liga. Finalmente, para cerrar brillantemente este apartado, quería dar la enhorabuena a la directiva de Dallas por renovar a Devean George, que seguro aportará sus diez kilos de más de cada año y sus habituales negativas a entrar en traspasos (recordar culebrón Kidd).

Conclusión: Nada nuevo bajo el sol, más allá de la presencia de Kidd a tiempo completo y la incorporación de Rick Carlisle y un elenco de ayudantes de lujo para el banco. La promesa de un Nowitzki a nivel MVP debe ser la única esperanza de los Cuban Boys, que de no ser así deberán conformarse con mirar atrás y ver solo a los Grizzlies, pues me incluyo en los muchos que no les ven encima de Hornets, Rockets y Spurs en su misma división.

HOUSTON ROCKETS

Opinión:
El tiempo será quién valore el fichaje de Ron Artest, pero a día de hoy no es de extrañar el optimismo de la comunidad chino-americana que es simpatizante del equipo de Houston. Son muchos los posibles peros a la operación, pero para mi hay uno que los anula a todos y que me hace romper una lanza a su favor: Adelman conoce a Ron Ron.

Avalada por nuestro adorado técnico, nada puede alejarme de ver la operación como muy positiva. Aún perjudicando el rol de mi idolatrado Battier, la llegada de Artest a Houston supone para los Rockets, salvando las distancias, lo mismo que pudo suponer para los Bulls la incorporación de Rodman el año 95. En este caso no les llevará a 72 victorias, pero a poco que represente un salto cualitativo les acercará a lo que muchos no creeremos hasta que lo veamos...

Sí, la segunda ronda, aunque lo digo con la boca pequeñita porqué la maldición Mac no invita al optimismo. Para lograr este objetivo Artest no supondrá más que el factor diferencial, la pieza que faltaba, pero también será necesario que Ming y McGrady se mantengan sanos y a un buen nivel durante la temporada regular, por supuesto.

Plantilla: Odio hablar de Big Three's, y todos tenemos claro quienes lo forman en Houston, así que pasaré de nombrarlo. En principio es de esperar que Yao, Scola, Artest, McGrady y Alston formen parte del quinteto titular. Se mantendría así el esquema utilizado la pasada temporada por Rick Adelman, con Shane Battier con el único que caería para dar cabida al dorsal 96 en el cinco inicial.

El veterano alero de Duke, y uno de mis ídolos, sería el baluarte de la segunda unidad. Dependiendo de si finalmente renuevan o no a Carl Landry Chuck Hayes tendrá más o menos protagonismo en el juego interior. También Battier puede jugar minutos como cuatro, o incluso el mismo Artest, gracias a sus capacidades multidisciplinares a la hora de defender. Así mismo seguiremos viendo a Mutombo haciendo clínics en directo cada vez que salte a cancha, y quizás de cuando en cuando Adelman nos regale una sesión del rookie Joey Dorsey.

En cuanto al juego exterior destaca la llegada de Brent Barry, que viene a aportar su experiencia a la hora de la verdad y a probar fortuna como amuleto, calificación que a día de hoy recibe James Posey. Quizás veamos más este año al sophomore Aaron Brooks, al mismo tiempo que esperamos una evolución en las prestaciones que ofrezca Luther Head en pista. Finalmente está por ver que Steve Francis nos encontramos para esta campaña, que el año pasado se acercó más a Penny Hardaway que a Grant Hill en cuanto a rendimiento.

Conclusión: El gran objetivo de los de Houston debe ser firmar una temporada regular, y demostrar el porqué este mismo equipo fue capaz el año pasado de ganar 22 partidos de forma consecutiva. Si no consiguen algo grande el hito quedará en mera anécdota, y aunque T-Mac respiraría tranquilo llegando a segunda ronda el objetivo de este equipo se encuentra más allá, mucho más allá de esto...

MEMPHIS GRIZZLIES

Opinión:
Año uno después de la era Gasol, o lo que es lo mismo, primera vez que Memphis empezará una temporada sin tener a Pau en sus filas. No así un Gasol, pues el hermano del 16, Marc, llega a Memphis después de armarla en Girona, que después de aún más años no vivirá partidos ACB cada dos fines de semana.

Su aura estará presente en cada jornada para el equipo que descanse, pero esta es otra historia. Estábamos hablando de Memphis, ciudad que en la próxima olimpiada lamentará haber desaprovechado su oportunidad y verá los partidos de los suyos, se llamen Grizzlies o Sonics, por la televisión nacional. ¿Será entonces el equipo de Conley, Mayo, Gay y Marc un aspirante a algo?
Nadie puede saberlo, lo que si sabemos del cierto es que entre las ciudades elegidas para la gloria, sin ninguna duda, no figura Memphis. Huele a tiempos de mediocridad, si es que nunca dejaron de serlo, para los Grizzlies. En cuanto al aficionado español les seguirá sufriendo, aunque ya no muchos no sientan los colores. Aquellos que fueron fieles seguidores de los ositos azules son a día de hoy más amarillos que un submarino, conocen de la pe a la pa la historia de los Lakers y critican a Fisher y a Jackson como si fueran meros Ford y Mitchell. Triste, pero así es la fauna que comenta en otros lares...

Plantilla: Rudy Gay llevará las riendas de una franquícia NBA en su tercer año en la liga, ayudado por un físico y un talento sobrados para el reto. Las dudas apuntan a su nula capacidad de liderazgo, su tendencia a terminar jugadas que ni siquiera han empezado y la sombra de un jugador al que quizás no vea como un compañero. Me refiero por supuesto a OJ Mayo, que tras caer en el infierno de Tennessee querrá compensarlo, como mínimo, herigiendose el rey de los demonios.

Mucho chupón para muy poco balón, algo que de haber llegado finalmente Randolph se hubiera agraviado aún más. Por fortuna (o no) no fue así, con lo cuál todo apunta a que Milicic, Gasol y Conley cerrarán el más que probable quinteto titular. Siendo Iavaroni un técnico de carácter pseudo-ofensivo quizás Warrick entre como cuatro de inicio, nunca se sabe y más cuando se pasa tanto de los osos como lo he hecho yo siempre, no solo ahora.

En cuanto al banquillo está por ver que uso les da el entrenador a los residuos de McHale, apedillados Jaric y Walker. Lowry, Crittenton y Arthur, cumplido el supuesto castigo que le caerá, supongo que también contarán, y vista la escasedad de pívots también el iraní Haddadi tendrá sus minutos.

Conclusión: La caída era inminente, y por mucho talento que reúnan les costará salir del pozo. A su favor juega el hecho que los mandamases de la división, el triángulo tejano, no tardará muchos años en caer, pero nadie, y menos que nadie los Grizzlies, pueden evitar el reinado de Chris Paul y sus Hornets para muchos años. Yendo al grano, los de Memphis habrán cumplido con llegar a las 30 victorias, y harían bien de hacerlo jugando bien y algo en equipo, que talento no les falta precisamente...

NEW ORLEANS HORNETS

Opinión:
Bonita historia la suya, a la que la tragedia del Katrina le añade un sabor épico. En este contexto de dificultad emergió una figura por encima de las otras, que unida al buen ojo para fichar en los últimos tiempos regaló una temporada como los Hornets y New Orleans no recordaban y nos cautivó a todos. No mintáis, todos somos un poco de Chris Paul y los Hornets...

El año pasado iban de tapados y fueron la gran sorpresa, luchando de tu a tu con los por aquel entonces vigentes campeones y cayendo con honor habiendo eliminado previamente a Dallas. Con ambos comparten división, y a nadie le extrañará que los dos (o tres) equipos tejanos quedan por debajo de ellos este año. Dudo que Chris Paul se conforme con menos que una final de conferencia...

Con uniformes nuevos y tipografía sabor New Orleans los Hornets afrontan esta campaña venidera con renovado optimismo. Hay razones para creer que el anillo es posible, más allá del amuleto James Posey. Y es que después de todo el año pasado no andaron tan lejos, y a diferencia de la mayoría de aspirantes son los únicos que no están ante una de sus últimas oportunidades.

Plantilla: La llegada de James Posey podría introduir una pequeña variante en el quinteto, pues Morris Peterson fue sin duda el que menos rindió del quinteto de antaño y no creo que a Scott le tiemble el pulso a la hora de sentarle en el banco. Posey es perfectamente capaz de emparejarse con los escoltas rápidos que Stojakovic no sea capaz de parar, y en ambos aleros Chris Paul tiene excelentes opciones de abrir el balón para que se jueguen el triple.

Sin novedades en el juego interior, donde Tyson Chandler y David West seguirán formando uno de los mejores dúos de la liga. A nivel defensivo Tyson es uno de los mejores de la liga en su posición, y pocos le echan en cara aún ser "el chico que llegó por Elton Brand". En cuanto a David seguirá siendo el aliado de Paul en el Pick&Roll, la segunda opción en ataque y el alapívot más que cumplidor en defensa.

Solo queda desgranar el banquillo, en el que si no consideramos a Sean Marks y Devin Brown novedades destacables constatamos que, realmente, no las hay. O quizás si, pues a buen seguro Morris Peterson caerá a la segunda unidad y deberá asumir un protagonismo ofensivo mayor, ya que alguien deberá cubrir la aportación de Jannero Pargo la pasada campaña. No es al único que echarán de menos, ya que Bonzi Wells sigue en la agencia libre, con lo que nos quedamos con Melvin Ely, Mike James y Julian Wright como los que quizás ganarán en importancia.

Conclusión: Es una lástima que el propietario sea reacio a superar demasiado el límite salarial, porqué si este equipo no gana un anillo en los próximos años quizás se lo escuche en un tiempo, tal y como le echan en cara a Sarver con los Suns. De momento su proyecto está a años de quedar obsoleto, pero es una tendencia que me molesta puesto que es un equipo que a poco que reforzara el banquillo podría aspirar a todo, y si consideramos que ya lo hace lo haría en condición de favorito.

SAN ANTONIO SPURS

Opinión:
Dentro de diez años podremos calibrar el impacto real que tuvo Tim Duncan en la liga y el verdadero valor de la dinastía de los Spurs. Y hablo como si ya estuvieran muertos, como si hubieran iniciado un declive irremediable y nunca más pudieran hacerme pasar miedo. Y por desgracia aún no puedo hablar así, aún hay un miedo muy dentro de mi que me dice que no les puedo dar por muertos, no aún.

El triple ante los Suns es buena prueba de ello, no es más que la enésima muestra del aura divina que rodea a Tim Duncan de cuanto merece la consideración, no solo de leyenda, sino del mejor alapívot de la historia. Con Parker y Ginobili a su lado, y con la amenaza de una total renovación el próximo verano, aún es pronto para dejar de cerrar con llave; siguen dándome miedo.
Por contra, como recordaréis los más veteranos seguidores de este blog, hay dos factores que empujan al optimismo. Uno no tiene nada que ver con algo que un servidor haya escrito anteriormente, y es la lesión de Manu Ginobili. La segunda si se apoya en una de mis más aplaudidas teorías, dejaros de año impar y tonterías. ¿Os suenan las palabras Grecia, Indianapolis, Atenas y Japón? A la conclusión, para los que no me sigáis, la respuesta.

Plantilla: Como se rumorea que hace el líder de Corea del norte, inyecciones de sangre joven cada verano sin ser capaces de asumir que la estructura básica está ya decayendo. Este año los parches serán Roger Mason Jr y Salim Stoudamire. El primero llega al Álamo tras un gran año en Washington, cuando la lesión de Arenas le concedió más oportunidades de las habituales. El primo de Stoudamire lo hace para justificar su fama de tirador e intentar encontrar en Texas su sitio en la liga, algo muy pretensioso viniendo de alguien que ni siquiera llegó a jugar en Atlanta.

Ni que decir tiene que Duncan, Parker y Ginobili seguirán siendo las grandes bazas de Greg Popovich, por mucho que el argentino salga desde el banquillo. En este sentido la lógica dicta que Michael Finley siga ocupando su lugar, y más sabiendo que el albiceleste estará cerca de dos meses de baja. El quinteto lo cerrarán, presumiblemente, Kurt Thomas y Bruce Bowen, cuyos 37 años no deberían tardar en pasarle factura.

Veremos si ha llegado ya el momento de Ime Udoka de sacarle del quinteto, aunque en tal caso Bowen se resistiría haciendo uso de todas sus artes. También Fabricio Oberto seguirá siendo pieza clave entre los suplentes, si es que nunca ha merecido este adjetivo. Finalmente, sin mucho más que hablar, habrá que ver como gestiona Popovich la entrada de su enésimo europeo, el francés Mahinmi.

Conclusión: Para los que no lo hayáis deducido ahí va la respuesta: los Spurs siempre ganan el anillo después de fracaso del "Dream Team USA". Así es amigos, True Wolf lo adelantó en exclusiva hace dos años y ahora lo vuelve a sacar a la luz para quién no estuviera entonces. ¿Podemos estar tranquilos? Como poseedor de la verdad universal yo lo estoy, y si finalmente me equivoco quedaré reducido al nivel de un científico más, poseedor de la verdad hasta que el tiempo se encarga de demostrar lo contrario...

PREMIOS INDIVIDUALES

Candidatos al All-Star:
Dirk Nowitzki, Yao Ming, Tracy McGrady, Rudy Gay, Chris Paul y Tim Duncan. Que vaya alguno de sus compañeros depende de los logros del equipo, aunque Kidd ya sería hora que dejara de ir, por ejemplo. Parker, Chandler y West dependerán por supuesto de su actuación individual y de la situación del equipo, si bien en el caso de Parker su presencia está complicada debido al overbooking de escoltas de calidad que merecerán ir en el oeste.

Candidatos al MVP: Chris Paul es el único candidato claro en su división, por lo que todos tenemos en memoria del año pasado y por lo seguros que estamos que esta campaña la volverá a liar. Los otros que podrían competir el galardón son Yao Ming, Tim Duncan y, sobretodo, Tracy McGrady. De hecho el año pasado estuve entre T-Mac y Garnett en mi apuesta, ojo si el primo dormilón de Carter se mantiene sano porqué firmará buenos números y estos Rockets van en serio...

Candidatos al ROY: Al ser una división con tantos equipos con exigencias de anillo es lógico que no haya muchos. Por suerte para este apartado Memphis también está en esta división, aún siendo un enano rodeado de gigantes. De los ositos presentan candidatura OJ Mayo y Marc Gasol, especialmente el primero, que de tener el impacto que se supone será uno de los grandes favoritos al trofeo.

Candidatos al mejor defensor: Su buen trabajo defensivo en el poste y sus cifras en rebotes y tapones hacen de Tyson Chandler un perfecto candidato, como también lo sería Chris Paul, uno de los pocos que pueden decirlo teniendo en cuenta que es base. Otra apuesta sobre seguro sería Ron Artest, y tampoco sería descabellado que tras toda su carrera en el quinteto defensivo ideal Tim Duncan recibiera por fin el premio. ¿He oído Bruce Bowen? A palabras necias...

Candidatos a mejor sexto hombre: Aunque cuando se recupere habrá empezado ya la temporada Manu Ginobili tiene muchos números para repetir. También Jerry Stackhouse estará en la pomada, y aunque no creo que lo esté nada me satisfacería más que ver a Shane Battier recoger el trofeo.

Candidatos a mayor progresión: Lo lógico es que este premio sea un Expediente X antes de empezar cada campaña, pero vistos los quintetos que presentarán todos los equipos veo difícil que el premiado sea un jugador de esta división. Si Darko Milicic muestra por fin los motivos que le llevaron al número dos arrasará en las votaciones, pero la experiencia me dice que no contemos con ello.

Candidatos a mejor técnico: Popovich, Carlisle y Scott lo han ganado recientemente, con lo cuál les descartaría de antemano. Ni que fuera con carácter de homenaje Rick Adelman debería ganarlo, pero además todo apunta a que él y sus Rockets acumularán a final de campaña suficientes méritos. Fue mi apuesta del año pasado, y aunque esto no se desvelará hasta la séptima edición de esta previa no sería descabellado que volviera a jugármela con él otra vez.

9 comments:

ortu said...

Espero que tengas razon con lo de los Spurs. no me gustaria volver a verles ganar un anillo. No sabia yo esa teoria de que si el dream team fracasa ellos ganaban.

True Wolf said...

Es mía, no la he leído en ningún otro lugar y si otro la difunde que me pague el cánon primero :D

Un abrazo crack ;)

Wilt said...

Artest es un jugador al que nadie quiere pero todo el mundo quiere... vagando de un franquicia como una sombra de sospecha.

Wilt said...

vagando de franquicia en franquicia como una sombra de sospecha.

P*** blogger!!

sixers29 said...

pues así es, esa teoría es tuya y ojalá siga cumpliéndose, tanto Parker como Duncan como Ginobili son jugadores admirables pero al igual que tú no quiero otro anillo de los spurs.

Los Hornets siguen sin tener banquillo en cuanto a jugadores interiores, mal asunto!!.

No me acordaba de que los Mavs tendrán nuevo entrenador, aún así opino lo mismo, pese a que Rick suele asegurar buenos resultados.

samkas said...

Sencillamente genial;)

Poco que decir, q se mueran ( deportivamente hablando siempre) los dichosos spurs, apeusto por unas semifinales de division, portland-lakers houston-new orleans!

Juanejo said...

a mi houston, que quereis que os diga. nada de nada. ya sabemos que ni yao ni tmac estan para jugar toda la temporada y tarde o pronto se lesionaran. y ron ron, esta loco, no hay mas.
los hornets volveran a reinar, mientras las dos franquicias tejanas se hunden sin remision, y mas los spurs sin manu que se va a perder 20 partidos. Memphis? jejeje a ver lo que sale de la union de OJ y gay. Marc se va a reir este año.

drazgon said...

Primero de todo, felicidades por el análisis.
Para mi Artest lo único que va a hacer, es quitaré minutos injustamente a Shane Battier.
Artest está zumbado y yo siempre seré extremadamente crítico con él.
Se habla de que si es (o puede ser) una pieza básica que de el equilibrio entre ataque y defensa, y yo creo que ni lo uno ni lo otro. Un tío que no se sabe controlar en la pista.
Se le empieza a tachar de gran jugador de equipo y se tira hasta las zapatillas.
Un energúmeno, vaya.
Que alguien diga o intente convencer algo positivo que haya hecho Artest en la LIga en todos sus años como profesional.
Por mi parte, confianza 0 en Rik Carlslile y toda la confianza en Duncan, Ginobili y los demás Spurs. A pesar de ser veteranos, siempre están ahí y son de los pocos equipos que juegan como tal.
Los Hornets tienen un equipazo y veremos si Chris Paul aún puede subir un poco su nivel de juego.

BigBen said...

mucho ojito con houston...creo que tanto rockets como hornets van a ser los rivales de los lakers en el oeste por el primer puesto. este año ya no valen escusas del tipo: es que yao esta lesionado, o del tipo, es que son novatos.