Thursday, February 28, 2008

Osos hivernando en abril

Tras un parentesis algo largo después del artículo de los Lakers el lobo se pone de nuevo el mono de trabajo y da forma a un nuevo análisis. Llega el turno de los Grizzlies, el equipo de baloncesto con mayor número de retransmisiones televisivas en la historia de nuestro país y que a día de hoy se dedica a repartir amor en forma de victorias a todo rival que se les pone delante.

Equipo de muchos, pero cada vez de menos. Casualidades de la vida, los verdes de noviembre mudaron a amarillos en febrero (la mitad más o menos), y aquellos que llevaban años disfrazados de oso reniegan ahora de su omnívoro pasado y se bañan desnudos en un lago dorado. Lo sé, metáforas malas donde las haya, espero que los que se pasan a menudo me disculpen y los menos habituales caigan en la cuenta que no acostumbro a hacer este tipo de cosas... Sin más dilación, ¡qué empiece el artículo!

Plantilla actual: De no ser por la irrupción a última hora de los Sonics en el mercado, sus traspasos habrían sido los más descaradamente dirigidos a conseguir expirings de cara a posibles fichajes veraniegos. Finalmente le entró miedo a Wallace, que dejó el traje a medias con Mike Miller aún en Tennessee, privando así la confirmación de Rudy Gay como el líder de esta franquícia en plena reconstrucción.

En su correspondiente apartado en mi célebre artículo "Draft League", me daba cuenta de la histórica fijación que tenían los Grizzlies con los bases, algo que confirma las tres opciones más que decentes (pero ninguna sobresaliente) que tiene para este puesto (Lowry, Crittenton y Conley). Completan la rotación exterior Mike Miller, Juan Carlos Navarro y Casey Jacobsen, teniendo en cuenta que en el "esquema Iavaroni" Gay o Warrick deberían ser más bien considerados como cuatro.Y es que la maldición Brian Reeves sigue asolando a la franquícia, por mucho que dejaran British Columbia y su primera elección en el Draft ya muy atrás. La máxima de la era Gasol sigue cumpliendose, y el juego interior de Memphis sigue siendo el peor de la liga. Bastan tres apellidos y sus correspondientes nombres para darnos cuenta de la magnitud de la tragedia: Kwame Brown, Darko Milicic y Jason Collins.

A grandes rasgos esta es la plantilla de los Grizzlies, teniendo en cuenta que del roster oficial dudo que valga la pena comentar los casos de Andre Brown, Brian Cardinal y Aaron McKie. Sobre el papel "Run&Gun" y rotaciones cortas, dirigidos por un gran base y con capacidad para correr. Resumiendo, un copiar pegar de la "exitosa" formula de D'Antoni pero que no cuenta con las mismas armas.

Si impera la lógica deberiá haber muchos cambios en un futuro. Como parece el objetivo es construir a partir de Gay y Conley, y en esta línea sobra uno de los dos bases restantes y Mike Miller. Warrick también parece destinado a quedarse, mientras que del juego interior probablemente Milicic siga con toda seguridad. Pero esto es otro cantar y se comentará en otra sección...

Cuerpo técnico: Ya era sospechoso que alguien por el que habia auténticas bofetadas acabara en Memphis. Recuerdo que me extrañó muchísimo vistas las numerosas ofertas que se le presuponían, ya que yo en su mismo caso no me hubiera arriesgado a ir a una franquícia en una ciudad poco importante, que venía de ser la peor de la liga y que, por si lo anterior fuera poco, jugaba en el oeste. Visto en perspectiva mi pregunta es: ¿realmente media liga se peleó por Iavaroni? Yo no me lo creo, más que nada porqué si no seguro que a día de hoy no estaría en Memphis.

Dejemos esto aparte y centrémonos en su temporada. Muchas de las decisiones que antes se veían como discutibles encuentran hoy su lógica visto el traspaso que terminó con Gasol cambiando de aires. En una situación normal la franquícia buscaría surtir de balones al líder para que subiera su precio de mercado, pero si el plan era sacárselo de encima a cambio de un expiring (por malo que fuera) esto ya pasaba a un plano secundario.

Si Iavaroni era conocedor de las intenciones de la franquícia el jugar con pequeños (en vistas al juego interior que sabía que le acabaría quedando) y entregar a Gay los galones de líder también tiene su lógica. Lo mismo que apartar a Stoudamire, no dar oportunidades a Swift a pesar que Milicic decepcionaba o disminuir el peso de Mike Miller en el ataque. Tiene su lógica, solo digo eso, y no es lo mismo que estar de acuerdo.

A pesar de entender algunas decisiones de Iavaroni, para mí sigue sembrando muchas dudas... Algo que, por otra parte, no puede decirse del GM, que en solo medio año al cargo ya alcanza a Isiah Thomas en el índice de patanería en lo que a dirección de franquícias NBA se refiere. Pocos traspasos han levantado tantas voces en contra y han transformado a un equipo, de la noche a la mañana, en uno de los máximos favoritos. El Gasol por Brown y Crittenton es un intercambio tan claramente desfavorable a Memphis que de haberlo firmado Jerry West estaríamos hablando de ventajismo.

Wallace hizo su lectura, y con su argumento en mano está claro que esta era la mejor opción. Kwame es un expiring algo que liberará salario en verano para fichar un agente libre. De acuerdo hasta este punto, pero entonces me pregunto por qué dejó el trabajo a medias. Si lo que quería era reconstruir de cero con Gay de líder no entiendo porqué al final se quedó con Mike Miller. Quizás la dirección era Cleveland, y la aparición de Seattle y Chicago en escena cerró definitivamente esta puerta sin tiempo de buscar otra...

Imagen: Como toda franquícia de expansión que se precie empezó su andadura en la liga haciéndose notar. Mientras sus compatriotas orientales se decantaban por el otro color de moda (púrpura), ellos optaban por el "teal blue" que tantas críticas estaba levantando en Detroit, y que también estaba presente en las imágenes corporativas de Hornets, Spurs y Jazz (y por poco Clippers).

Visto la horrendez de su imagen en general (marrón con rojo y verde azulado, tótems, garras...) optaron por algo más modesto en sus últimos años en Vancouver y en su primer trienio en Memphis. Con la elección del negro como color secundario se aparcaba un poco el despropósito, a la espera que la adaptación al nuevo estado diera con una imagen mucho más agradable...
La similitud con FedEx imposibilitó un cambio de nombre por Memphis Express, con lo cual no quedó más remedio que cambiar el escudo manteniendo un nombre nada adecuado a la ciudad de acogida. El resultado fue un elegante oso de líneas egipcias y, como Hawks, Bulls, Bucks, Wolves, mirada al frente. Tonos azulados y fuentes dobles muy originales y estilizadas, algo fresco lejos de la "Toon Obsesion" de los noventa.

El escudo sigue siendo para mí uno de los mejores de la liga, al igual que los colores. El primer uniforme saca mucho jugo a la gama de colores mientras que el segundo es algo frío, pero ambos son muy bonitos. Hace tiempo que espero un alternativo al estilo de los Jazz, pero los de Salt Lake se avanzaron y al tener la misma gama de colores parecerá que se lo copian cuando ambos diseños fueron presentados paralelamente.

Escudo, uniformes, colores y diseño en general están llamados a perdurar muchos años, si bien solo un anillo (que no llegará) haría que se eternizara en la historia de la franquícia. Los colores son atemporales, con amarillo o azul celeste como alternativa según los tiempos que corran y el azul marino como el valor seguro que se reproduce en la mitad de equipos de la liga a día de hoy.

Potencial futuro: Si nos referimos al de la plantilla actual es pésimo, vistos los tiempos que corren en el actual oeste. Con Gay como líder las posibilidades de revivir una situación como la de los Magic en 2004 es más que segura, y no se vislumbra un gigante chino en el horizonte que pueda acompañarle. En este sentido se antoja imprescindible destinar el espacio salarial disponible a un agente libre que valga la pena.

La ilusionante era que se abría paso en 2001 tras el fiasco de nombres como Reeves, Dickerson, Rahim o Bibby se cierra con el adiós de Pau Gasol. Con él, Battier, Williams, Posey o Miller se llegó a tres postemporadas consecutivas, aunque en todas ellas salieran barridos. Ahora empieza una nueva reconstrucción, y Gay, Warrick y Conley son los tres pilares de esta estructura a la que le queda mucho para llegar a ser competitiva.

Comercialmente hablando el 22 de los Grizzlies lo tiene todo (salvo el apellido). Mates espectaculares, físico imponente, fisonomía agradable, pasado en los Huskies... Su destino es liderar al equipo de Memphis hacia sus cotas más altas, pero hasta el momento no ha demostrado tener ni cabeza ni compañeros (ni siquiera entrenador) capacidados para ello.

El mercado de agentes libres de este próximo verano (además del Draft) marcará un antes y un después en las opciones de este equipo cara a campañas venideras. Lo más urgente es reforzar el juego interior, y todo apunta a que nadie es imprescindible en este nuevo lavado de cara excepto Rudy Gay y Mike Conley.

Lo que yo haría: Si fuera GM lo último que haría sería embarcarme en esta aventura. Memphis es un mercado muy pequeño (y un nuevo traslado se avecina en el horizonte próximo), la plantilla es mediocre y el oeste está intratable, y huele a que va a estarlo por muchísimos años. Aún así, si finalmente aceptara el cargo, los cambios seguirían el siguiente orden: traspasos, Drafts y agentes libres.

Miller, Navarro, Milicic, Lowry (o Crittenton)... Todos ellos son prescindibles y pueden salir en un traspaso, ya sea después de un sign&trade a cambio de un interior o por simples rondas altas en el Draft. Esta es la prioridad, construir a partir de elecciones de lotería y, sobretodo, reforzar el juego interior que es lo históricamente maldito en el equipo de los osos.

Lo que se comentó en su día: Me sorprendo a mi mismo contradiciendo los argumentos dados en la sección "Imagen". Suscribo lo que dije en este artículo en el sentido que los prefería en Vancouver, pero los colores eran horribles y esto es innegable. Por otra parte lamentaba que mi único lazo con el equipo de Memphis ya no estuviera allí: Shane Battier.
Wilt llegaba el primero y criticaba el nombre del equipo como, por ejemplo, pasa también con el de Jazz en Utah. Eso sí, como buen Laker y buen conocedor de la historia de la liga se negaba a cualquier posible cambio y crítica del nombre "del equipo de Los Angeles". También criticaría los osos de Memphis McMillan, citando el ejemplo de Utah.

Otro tema espinoso era el del traspaso de Battier por un viejo conocido como Swift y el rookie Rudy Gay. Rafita deseaba que el tema saliera bien, mientras que McMillan tenía ciertas dudas respecto a perder un hombre de vestuario como Shane para traerse un rookie con fama de conflictivo y recuperar un Swift del que ya sabían que no podían esperar mucho...

http://taylorwolves.blogspot.com/2006/07/mis-lazos-con-los-osos.html

Conclusión: Si con Gasol el equipo ya no creaba ilusión, imaginen ahora. De hecho, si no fuera por Navarro, ninguna retransmisión baloncestística de este equipo sería justificable tras los años de sufrimiento que hemos vivido últimamente. Pero no parece que vaya a haber tregua, pues los Grizzlies pueden ejercer una "player option" sobre el escolta de Sant Feliu y poseen además los derechos del hermanísimo. Con este panorama el menú para los próximos años no variará mucho: "Grizzlies incluso en la sopa, como hasta ahora".

Teniendo en cuenta el panorama habrá que esperar que se hagan con un agente libre de relumbrón y que Gay siga siendo tan espectacular como siempre y, si no es mucho pedir, ejercer de jugador franquícia y ser un poco generoso. Y con todo esto hará falta un milagro (o un número uno del Draft) para que una franquícia con tan poco nombre aspire a mucho más que llegar a Play-Offs y alargar su racha de contar por derrotas los partidos jugados en postemporada...

8 comments:

true wolf said...

Siento que este haya tardado tanto, pronto vendrán el de Miami (para tí D-Bot, y todos los fans de los Heat y Wade que lo están pasando mal este año), Milwaukee, Minnesota (hora de recrearse)... Y hasta Washington, si se cumplen las previsiones :P

Juanejo said...

y el de seattle?

vaya con los grizzlies...en eterna reconstruccion. a mi no me sorprenderia que en 2011 creo que es cuando acaban el contrato de franquicia con la ciudad saliesen. han apostado todo a gay, a ver como les sale, pero decepcion mix.

true wolf said...

Sintiéndolo mucho aún quedan días por el de Seattle, quizás me salte el orden alfabético y lo avance puesto que hay que acontentar a los fieles visitantes del sitio ;)

Sobre Memphis estoy contigo, saldrán de allí en 2011 y un año después lo harán los Hornets. Por el bien de todos esperemos que uno de los dos (o los dos, que más da) vayan a Oklahoma, aunque por preferencias me gustaría que New Orleans asentara la cabeza y los Grizzlies volvieran a mi amada Vancouver.

sixers29 said...

a mí me decepcionó bastante cuando se movieron de Vancouver, era un equipo que me caía muy bien, espero a igual que tú,que vuelvan algún día.

Rudy gay no me convence como jugador franquicia, si no me convence iguodala que defiende bien, roba,rebotea, asiste y anota 20 puntos, pues imagínate Gay.

Wayne Robinson said...

Gran artículo como siempre Wolf. Es bonito que te acuerdes de Reeves. Una pena que las lesiones le hicieran retirarse. Podria haber sido un gran jugador. Recuerdo aquella Final Four del 95.

Por cierto, la metáfora es la hostia.... Garcilaso, que eres un Garcilaso....

true wolf said...

Bienvenido de nuevo Wayne, y no hagamos sangre sobre la metáfora que no estoy muy orgulloso de ella jejej. Reeves era un físico imponente, aunque la verdad es que no le vi jugar y no puedo juzgarle pero físicamente me recuerda a Sabonis, y con la mitad de talento le habría sobrado de ser acertada mi comparación :P

Estoy contigo en lo de Iguodala Sixers, a mí tampoco me convence, ni que decir de Gay por supuesto...

alberto said...

Lo mejor de todo es que dejaremos de ver por TV a este equipo. Descanso para ver si son capaces de salir de la mediocridad pero viendo su sede, Memphis, poco o nada harán a no ser que logren una elección de draft mediática tipo Carmelo , Yao o Lebron.

De no ser por Gasol y Navarro serían más oscuros que Milwaukee.
Qué pocas ganas tienen todos de esforzarse un poco.

Alberto Mora said...

muy buen articulo.

Estoy de acuerdo con lo de que Gay no tiene pinta de ser jugador franquicia, las malas lenguas hablan de que le vieron bostezar en un partido ...

A mi Memphis me atrae aun, y no se si es por Navarro o por lo s7 años que se ha llevado Pau alli, la cuestion es que me da verdadera pena verlo asi.

Es la primera vez que te leo, si has hecho el analisis de Indiana lo buscare, de no ser asi, lo espero :)