Wednesday, February 20, 2008

La colonización de Europa

No se si reirme o echarme a llorar... ¿Qué broma es esta de la NBA en Europa? ¿Nos hemos vuelto locos?

Por soliradidad con Juanejo y los Sonics me supieron mal las palabras de alejamiento entre la histórica franquícia de Seattle y su ciudad, pero ni por asomo como otro de los temas a los que se refirió el comisionado, que ya demostró en el pasado ser completo desconocedor del término "National" al impulsar el nacimiento de franquícias canadienses.

Francamente, no puedo acoger con optimismo el acercamiento de mi liga favorita, por mucho que esto pueda darme en el futuro oportunidades de seguirla de muy cerca. La historia de la NBA está en América, y si nos ponemos puristas también son prescindibles las últimas franquícias que han aparecido, puesto que no es lo mismo ver a los Knicks ganar un anillo (cincuenta años a sus espaldas) que a los Bobcats.

Treinta franquícias, la mayoría de las cuales con una rica historia detrás suyo y momentos míticos. Desde los dieciséis anillos de los Celtics al rookie del año que tuvieron los Bobcats, todos y cada uno de estos momentos se resumen en un territorio que abarca dos océanos, mil lagos y solo dos excepciones (Vancouver y Toronto).

No quiero ver manchada la historia que admiro con nombres como Madrid, París, Berlín, Londres, Atenas, Barcelona... No quiero NBA a 100 km o a un AVE de distancia, quiero mi liga favorita en el sitio que le toca y sin mucha movilidad de equipos en los próximos tiempos si no es mucho pedir...

Podría justificar mi ira apuntando a la inviabilidad del experimento con ejemplos más que evidentes, como serían las cansinas giras por el viejo continente o la más que segura negación de algunos jugadores a venir a jugar aquí. Esto es lo primero que me viene en mente, y con pocos agentes libres dispuestos a emigrar (solo los de aquí) las grandes urbes europeas se verán condenadas a la mediocridad a la que nos han habituado franquícias como Grizzlies o Clippers.

Lo de arriba es más que evidente, como también lo es la diferencia entre culturas y la manera de entender el deporte. Salta a la vista que el Basket FIBA difiere en muchos aspectos del que se juega en América, así que no veo margen para nada positivo de esta mezcla que el señor Stern se propone.

5 comments:

Ju-Gon said...

No me fastidiaría mucho que viniesen aquí a jugar contra nosotros, Pero pondría tres grandes requisitos:

1 El baloncesto en España por mucho trofeos que nos aporte, sigue sin ser el deporte rey.
2 Si se hace, hay que hacerlo con tiempo y responsablemente, no debemos quererles aquí en tres años.
3Que se cancele la ley que hace que los equipos puedan exigir a sus jugadores nacionales, el año de incorporación.

Veremos a ver que pasa dentro de 5 años.

sixers29 said...

amén true, comparto tu opinión al 100%.

J. Mercadal said...

Estoy de acuerdo. A mi la NBA me gusta mucho, pero creo que cada cosa tiene su sitio. Me gusta el modelo deportivo europeo, me gusta el sistema de clubs y me gusta la tradición baloncestística europea que existe en los países mediterráneos (donde el basket tiene más aceptación de Europa, pese a que no es el primer deporte) y me gusta la normativa y el basket FIBA.

sixers29 said...

hey true, mi nuevo post creo que te gustará,

sixers29 said...

gracias por pasarte, y efectivamente los años 90 hicieron mucho daño, introdujeron la camiseta negra por la moda hip-hop, de ahí también la mascota que a mí no me dice nada, es graciosa pero muy fea