Thursday, September 25, 2008

Preview 08-09: Central

Primero de todo dar las gracias a todos los que se han pasado, hayan o no firmado. Tras tanto tiempo sin actualizar supongo que habrá gente que tenía la acostumbre y la ha abandonado, haré cuanto pueda para volver a ganármelos pero en verano había que disfrutar y el gran sacrificado fue el blog. En fin, tras este paréntesis vayamos a lo que realmente interesa.

Llega ahora el turno de la división central, la más poderosa del este en los últimos tiempos y que a día de hoy parece de capa caída. Los Baby Bulls han decepcionado, los Pistons no tardarán en ir a menos y Bucks y Pacers, si bien invitan al optimismo, lucharán por ser la sorpresa. En este contexto llega la hora de un nuevo reinado, aunque la manzana a la que sucumbió Eva tienta y podría en menos de dos años poner fin a la dinastía James...

CHICAGO BULLS

Opinión: La decepción en mayúsculas de la pasada campaña, en que algunos les situaban como candidatos a finalistas del este y terminaron sin ni siquiera entrar en la postemporada. En el segundo de sus cinco años de contrato Ben Wallace dió la razón a los detractores del GM Paxson, que aliado con la suerte se encontró con el difícil papel de dejar pasar a Michael Beasley en detrimento de Derrick Rose.

Aliados con la suerte los Bulls incorporan en sus filas un base que no dejó indiferente en su primer año en Memphis, si bien obliga a desplazar a Kirk Hinrich al puesto de escolta e imposibilita la millonaria renovación de Ben Gordon. El que sí finalmente se va a quedar es el compatriota británico, un Luol Deng del que tras su serie de Play-Offs ante los Heat se esperaba mucho más de lo que finalmente acabó ofreciendo antaño.

Con el mismo agujero interior los Bulls esperan estar en la lucha por la gran incógnita, pues todos los analistas apuestan por siete equipos en postemporada y una sola plaza en juego para los muchos que van a disputarla. Peores tiempos en Chicago de los que dos años atrás cabía esperar, pues el momento de los Baby Bulls había llegado y como mínimo se les daba como fijos en postemporada. En solo un año han perdido la condición de aspirantes a recuperar la corona del este, un preciado trofeo que una vez conseguido Michael Jordan jamás volvió a ceder.

Plantilla: Todo apunta a que Vinny del Negro, que se ganó la plaza de entrenador en el mediático concurso popular que pareció montar Paxson, jugará con Rose y Hinrich como base y escolta titulares. Deng apunta a seguir siendo el alero titular, menuda novedad os traigo, y en principio me encaja como lógico un poste formado por la pareja Gooden-Noah.

Si finalmente renueva y se queda, aunque la opción más lógica que veo es un sign-and-trade, Ben Gordon sería uno de los suplentes principales junto a Nocioni, y en menor medida tendrían minutos de importancia Larry Hughes, Aaron Gray y Tyrus Thomas. Sefolosha y Simmons tiene pinta que van a seguir como fondo de armario.

Nombre por nombre no suena mal, pero la mayoría parecen haber agotado su ciclo antes de tiempo y recuperarles al nivel que se les esperaba antaño no sé si será tarea fácil. El ambiente con Skiles estaba enrerido, veremos como se las apaña el debutante del Negro con una plantilla que en el juego exterior es de lo mejorcito que puede verse. Una pena tanto quinta opción del quinteto en el juego interior, ahí está su gran hoyo y tienen hasta febrero para remediarlo dando a cambio los contratos de Nocioni o Gordon.

Conclusión: Pueden mejorar la marca de victorias del año pasado y la imagen dada, pero creo que con el naufragio de antaño terminaron un ciclo que nunca sabremos si realmente llegó a empezar. No empiezan de cero, lo único que lo hacen sin ningún tipo de crédito y con más esperanzas puestas en Rose que en quienes el año pasado debían llevarles al gran escenario de junio. Pueden aspirar a ser octavos en el este, por piezas deberían ponerse cotas más altas pero visto lo del año pasado y el juego interior no puedo ser más generoso.

CLEVELAND CAVALIERS

Opinión: Tras seis años en la liga Lebron James podría estar ante su penúltimo año en su natal estado de Ohio. La fecha de caducidad de Shaq coíncide con la posible marcha del elegido, que por mi parte daría por más que justificada si el Larry O'brien no viaja a Cleveland en los dos próximos veranos.

Y es que quién se sabe mejor no puede dar más oportunidades, por mucho que allí se sienta como en casa. Prácticamente solo ha llevado a los Cavs a la única final de su historia, que en eso va a quedarse si no lo repite en los dos próximos años. En cuanto al año pasado, y con permiso de los Lakers, un James otra vez en solitario disputó de tú a tú la serie ante los Celtics, que vista en perspectiva resultó ser la final anticipada.
Nos encontramos ahora con un Lebron maduro, que a la tierna edad de 24 años quiere añadir un anillo a la capa y la corona que ya se ha ganado. Cada vez son menos quienes aún no saben quién va a dominar la liga. Aún los hay que le critican por ser solo físico, en vez de pellizcarse y gozar de la visión de esta maravilla de la genética, álguien a quién el gran Wilt calificó como un cyborg futurista. Y es que esto es lo que es, una máquina perfecta que si no encuentra los engranajes adecuados en Ohio los encontrará en Manhattan...

Plantilla: La gran duda está en el rendimiento de Maurice Williams al lado de Lebron, pues todos fuímos testigos del Larry Hughes pre y post Cleveland. Defenderé hasta que me canse que el problema no es que Lebron no sepa involucrar a sus compañeros, pues demasiado que lo hace en ocasiones. El problema es más bien del esquema de juego, pues si ya destaca en el aburrido planteamiento de Mike Brown no quiero ni imaginar de lo que sería capaz un Lebron como eje central de un juego rápido y con predilección para las transiciones rápidas.

Pero esto es otro tema, así que vayamos al grano. En principio todo apunta al paso de Delonte West como escolta, que acompañaría a Lebron James, Ben Wallace y Zydrunas Ilgauskas. El juego de los Cavs apenas cambiará, a ver si Ilgauskas mantiene sus excelentes prestaciones y Mo da el plus que el equipo necesita, o no, para convertirse en campeón. Y digo o no porqué, con lo que había, a nadie le extrañaría que lo hubieran sido ya en los dos últimos años...

En cuanto a la rotación, Gibson, Szczerbiak, Pavlovic, Varejao y Hickson se perfilan como los suplentes que verán más cancha, con la incógnita de lo que pueda dar de sí el haber repescado a Tarence Kinsey. Además han incorporado a Lorenzen Wright, aunque a poco que se adapte el rookie Hickson no tardará, si no lo tiene ya, a robarle el rol al viejo compañero de Pau en Memphis.

Conclusión: Ferry con la soga en el cuello, a menos de mil días para tumbar el taburete. Los Cavs deben si o si jubilar a los Pistons y asaltar al título de división, y una vez en Play-Offs el objetivo no puede ser otro que el metal dorado. A poco que lleguen a las 50 victorias Lebron James ganará el primer MVP de su carrera, aunque poco valor va a darle si no puede acompañarle del trofeo del mismo nombre en las finales.

DETROIT PISTONS

Opinión: Llevo años dándolos por muertos, y no será a las puertas de su caída cuando yo les dé un voto de confianza. Y eso que se lo han ganado, pues sin hacer mucho ruido y con un solo anillo llevan ya seis finales del este de forma consecutiva. Este año intentarán repetir gesta, pero con Celtics, Cavaliers y Magic como grandes rivales y 76ers, Raptors y Heat como posibles tapados puede que, finalmente, yo tenga razón y no lo logren.

El quinteto es un pozo de experiencia, pero cuando las rodillas llevan ochenta noches de actividad física durante cuarenta minutos tienden a sufrir. Además, hay otro factor a tener en cuenta a lo largo de esta histórica racha, y es que apenas han sufrido lesiones graves de sus piezas clave. Llevan ya unos años jugando a la ruleta rusa en los Play-Offs, y la bala no puede tardar mucho en abandonar la cámara.

Billups, Hamilton, Prince, Wallace, McDyess... Crecieron en los noventa, y a excepción de un Antonio que aún no estaba alcanzaron la plenitud como protagonistas de una fiesta, la de los cuatro fantásticos, en la que no estaban invitados. Para llegar a postemporada van sobrados, pero sin un relevo preparado para flirtear con el título poco avanzarán en su eterna presencia en el gran escenario.

Plantilla: Los cinco que conocemos seguirán como titulares del equipo de Michael Curry, que tras el despido de Flip Saunders se encuentra con el marrón de hacer funcionar una maquinária precisa pero algo anticuada. Con permiso de Maxiell dudo que haya novedades en el cinco importante, con lo que el mismo Jason, Stuckey, Afflalo y Johnson deberán seguir creciendo como secundarios.

Todos hemos oído las alabanzas que Dumars y Curry dedicaron a Kwame Brown, con lo cuál quizás mini-manos tenga su oportunidad desde el quinteto. Un voto de confianza más al que fuera número uno del Draft, choca pensar que alguien de las prestaciones de él o Milicic elegido más abajo lo mismo ya ni estaría en la liga.

Will Bynum y Walter Herrman son las incógnitas del banco, si bien el primero quizás se adapte al rol que desarrollaba el ya retirado Lindsey Hunter. En cuanto al argentino, sus minutos dependerán de las preferencias del técnico, si bien pueden beneficiarle la baja de Jarvis Hayes y la juventud de los que le pueden competir el puesto. Por cierto, ojo con Amir Johnson que a sus 21 años, y con cuatro de experiencia en la liga, podría ser uno de los tapados de la liga.

Conclusión: La General Motors está lejos de su época dorada, y eso mismo le va a pasar a Detroit muy pronto. Se trata de un ocaso anunciado, un proceso lento merced a la gran calidad que derrocha la segunda generación de Bad Boys del estado de Michigan. El momento se acerca, me mojo apostando que este año van a sufrir y que la marca de finales del este consecutivas se queda en seis.

INDIANA PACERS

Opinión:
Equipo joven que el año pasado ofreció una excelente imagen y debería ir a más. Jermaine O'neal ha dado el definitivo relevo a Danny Granger, que con el número que su general mánager elevó al olimpo intentará devolver la gloria a un estado y un estadio que respiran baloncesto por cada uno de sus poros.

En la segunda campaña con O'brien al mando el objetivo debería ser seguir creciendo, si bien los de Indiana no son sino uno más de los que quieren lograr este objetivo. Su ventaja con respecto a rivales como Bobcats, Bulls, Heat o Bucks es que ellos cuentan con un técnico en su segundo año con el equipo. En algunos casos esto supone un plus, aunque toda regla tiene su excepción, y es precisamente por esto que dudo que preocupe mucho el largo recorrido de Mike Woodson en Atlanta...

Los cinco citados y Washington lucharán por las dos últimas plazas de los Play-Offs, ya que si todo va según mi guión previsto Celtics, Cavaliers, Magic, Pistons, Sixers y Raptors van a estar sí o sí en postemporada. Toca ahora analizar el porqué de que los Pacers sean, para muchos, la futura sorpresa positiva en abril.

Plantilla: Termine siendo el escolta o el sexto hombre, parece que uno de mis Blue Devils favoritos, Mike Dunleavy Jr, seguirá teniendo un rol de importancia en el esquema de O'brien. Mi gran duda está en saber si jugará con dos pívots, con lo cuál el quinteto lógico sería Ford-Daniels/Dunleavy-Granger-Murphy-Nesterovic, o si jugará un small-ball con Ford-Daniels-Dunleavy-Granger-Murphy.

Sea cuál sea la opción finalmente, lo que parece claro es que los roles de Nesterovic y Daniels serán secundarios, y que Ford, Dunleavy, Granger y Murphy serán quienes dirijan la orquestra Pacer. Algunas dudas en cuanto a otros hombres con rol menor, pues a día de hoy gente que lleva años siendo importante como Tinsley o Foster parecen estar en el mercado, en su caso a raíz de las incorporaciones de Jarrett Jack y el rookie Roy Hibbert.

Plantilla profunda la de Indiana, que cambia un hermano Rush (Kareem) por otro (Brandon). No es el único hombre que podría entrar en una rotación amplia, pues a expensas de conocer el futuro de David Harrison está claro que gente como Shawne Williams, Travis Diener o Josh McRoberts pueden tener su momento, en especial los dos primeros van a tenerlo seguro.

Conclusión: Hay que estar a la expectativa de más movimientos, pues no estaría de más traer un buen escolta, y por Tinsley, Foster, Williams o Daniels algo puedes sacar en el mercado. En todo caso, no sería exagerado apostar a que el número de victorias respecto al año pasado se verá incrementado, lo que significa que los Pacers podrían estar, más que nadie, cerca de jugar los Play-Offs.

MILWAUKEE BUCKS

Opinión:
Cuando parecía que se había acabado el ciclo de Michael Redd en Milwaukee sorprenden con la salida de Maurice Williams y del chino Yi Jianlian. Ambas inesperadas, responden sin embargo a un criterio lógico, pues mejor rendimiento pueden dar a día de hoy Michael Redd o Charlie Villanueva, los dos que partían con más opciones para salir de la ciudad más germana de los Estados Unidos.

Tras algunas campañas sin rumbo físico y empezando la casa por el tejado parece que el rumbo se estabiliza. Michael Redd seguirá capitaneando el barco, que además de la mejor versión posible de Richard Jefferson espera mayores prestaciones de jugadores que, tras algún año sumidos en la oscuridad, deben ir a más.
Y no estoy hablando de Andrew Bogut, pues sin prisa pero sin pausa el número uno del Draft de 2005 ha ido progresando, y no tardará en ser uno de los mejores pívots de la conferencia. A quienes disparo con bala son Charlie Villanueva y Luke Ridnour, que en su día firmaron un año para la esperanza y desde entonces se han apagado. Como ambos tienen pinta de titulares, su actual estado será clave para calibrar las esperanzas de los Bucks para llegar al 50% de victorias...

Plantilla: Si hay un factor que no me anima a confiar en este equipo este es Scott Skiles, cuyo estilo no sé hasta que punto puede ser beneficioso para que Villanueva recupere su plenitud, si es que alguna vez ha sido algo más que una estrella fugaz. Así mismo, las virtudes de Ridnour o Sessions dudo que terminen de explotar del todo, por un tema de ritmo y filosofía de juego del nuevo técnico de los Bucks.

En cuanto al debate del base, creo que de inicio Ridnour tendrá la oportunidad. Con su gran final Sessions se ganó crédito suficiente como para ser el base suplente, con Lue en la recámara, pero jerárquicamente, en la liga, Luke sigue estando por encima. En las otras posiciones Redd, Jefferson y Bogut son indiscutibles, y también terminará siéndolo Villanueva siempre y cuando rinda como se espera.

Sessions, Jones, Bell, Elson y el rookie Alexander son los hombres a tener en cuenta desde el banquillo, que en comparación a otros equipos se adivina algo corto. Este factor, y la más que segura inconsistencia de más de uno de los titulares, sin duda pesará a la hora de convertir a los Bucks en aspirantes a los Play-Offs o en candidatos a futura ciudad de acogida de Ricky Rubio...

Conclusión: Banquillo algo corto y las eternas dudas entorno a la capacidad de Skiles para lograr que el proyecto funcione. Redd, Jefferson y Bogut forman un trío prometedor, y si recuperan a Villanueva y Ridnour en su mejor nivel las cuarenta victorias no deberían ser una utopía. Por cierto, a pesar de su recién estrenada camiseta roja que no sueñen con seguir siendo el segundo equipo del mundo con más seguidores (por detrás de Houston).

PREMIOS INDIVIDUALES

Candidatos al All-Star:
Luol Deng, Lebron James, Chauncey Billups, Richard Hamilton, Danny Granger y Andrew Bogut son candidatos más que firmes. Una temporada bestial de los Cavaliers podría significar la inclusión de otro de sus baluartes, y Jefferson y Redd podrían llegar pero por la falta de pívots de calidad incluyo antes a Bogut que a ellos dos.

Candidatos al MVP: Realmente solo hay uno, aunque es el máximo favorito para llevárselo según todos los expertos. Y es que hace tiempo que Lebron James ha dejado de ser el futuro de la liga para convertirse en presente, un presenta cuya hegemonía no conoce límite. Si es que no ha empezado ya, bienvenidos a la era de Lebron James...

Candidatos al ROY: Derrick Rose fue el número uno del Draft, pero muchos ni siquiera le contemplan en la carrera hacia el rookie del año. Quizás esté aún verde, pero se da por seguro que saldrá de titular y a poco que cumpla debería sí o sí aspirar a entrar en el quinteto ideal rookie, y luchar el galardón por el que muchos le descartan. Sin aspiraciones tan altas como las de Derrick, Alexander, Hibbert o Rush bien podrían estar en el fin de semana de las estrellas, si bien se antoja complicado vista la competencia en sus puestos.

Candidatos al mejor defensor: Muy bien lo tendría que hacer Ben Wallace para ganar su quinto premio, aunque será interesante ver como se desenvuelve ante cuatros abiertos, ante equipos que jueguen al small-ball. Es el único candidato serio, aunque a día de hoy ni remotamente. Así mismo, Tayshaun Prince luchará por estar en uno de los dos quintetos defensivos.

Candidatos a mejor sexto hombre: Un Chapu recuperado o un renovado Ben Gordon jamás deberían descartarse como candidatos, si bien en ambos casos parece complicado. Por las palabras de Curry y Dumars deberíamos contemplar también a Kwame Brown, y según que esquema presenten O'brien y Skiles respectivamente lo mismo Dunleavy Jr y Villanueva nos dan una sorpresa.

Candidatos a mayor progresión: El año pasado aposté por Danny Granger y fallé, si bien su mejora fue muy notable. Si llega al All-Star es candidato a ganarlo, aunque el margen de progresión no es muy alto tras una gran campaña pasada. Otro candidato a hacerse con el premio
es Charlie Villanueva, sobretodo si a lo largo de la temporada se acerca a aquella versión de sí mismo que logró anotar 48 puntos en un partido.

Candidato a mejor técnico: Mike Brown no es muy mediático a nivel de imagen ni un entrenador muy carismático. Aún así, con Scott, Jackson y Nelson ya premiados, es de los entrenadores que colocaran a su equipo arriba el más bien situado para hacerse con él. No es el único, pues Jim O'brien merecería premio en caso que lograra meter estos Pacers en los Play-Offs.

11 comments:

Jon said...

Primer comentario que te pongo en el blog True!

Me ha parecido un gran análisis, y coincido en casi todo lo que dices, menos en el ROY, en mi opinión Alexander podría ser el gran tapado de la nueva hornada de jugadores, pero el que tiene toda la presión es Derrick Rose. Quién sabe, quizá demuestre todo lo que prometía y acaba siendo el ROY. Por cierto, me gusta mucho tu repaso a mis Bucks, quizá tome algo de ahí para el Previo 08-09, con tu permiso claro.

Diario NBA said...

Para estar un tiempo inactivo, menudo post que te has "espolsado". Gran análisis. Seguiré tu blog.

samkas said...

Muy posto wolf, cm siempre, y cm siempre de acuerdo en todo lo q dices. Un saludo espero leerte pronto

Juanejo said...

a mi me pasa como a ti, no se que pensar de chicago o milwaukee. si entran en playoffs, no sorprende a nadie, pero tampoco si se quedan fuera. Detroit va ya claramente a menos, lo de kwame...vamos a ver, pero los que tienen qeu explotar son amir johnson y jason maxiell. decadencia mix.
Indiana me gusta, y como dice sixers en su blog, tienen un gran entrenador. Al ROY, no descartaria al doctor Hibbert, para mi uno de los robos del draft.

Wilt said...

A mí personalmente me gustaría que de una vez por todas los Bucks funcionasen. Es que en estas últimas temporadas me han dado la sensación de estar desaprovechados. A ver si con Jefferson consiguen el punto de sacrificio físico-defensivo que les falta.

J. Mercadal said...

Yo todavía no me explico que falló la temporada pasada en Chicago por lo que no se muy bien que esperar de esta. Lo lógico sería esperar una nueva temporada de transición, pero mirando la plantilla nombre por nombre creo que hay equipo para PO. Lo primero es ver como solucionan la papeleta de Ben Gordon, pero creo firmemente que hay un buen equipo. Es cierto que el juego interior no es para tirar cohetes, pero Gooden, Noah, Thomas y Gray tampoco es que este tan mal.

Otro caso es el de los Bucks. Yo llevo años viéndoles para PO y nada. Este año tienen mejor equipo incluso con un Bogut muy asentado y un buen jugador como Jefferson. Debería ser su año pero a saber... Por cierto la presentación de sus nuevas caisetas con las dos perchas y un toldo negro de fondo debe ser la más cutre de la historia.

True Wolf said...

Pues si, la presentación de los Bucks huele a improvisación, la verdad es que tampoco hay que pasarse con los adornos al nivel de los Wizards cuando presentaron la dorada pero en un punto intermedio estaría bien...

Bucks y Bulls muchas dudas, de acuerdo con vosotros. Como ya veréis en su momento también me pasa con los Heat, pero tengo claro que si Wade está al nivel que creo que va a estar estarán en PO.

Bias said...

Yo soy de los ke piensa ke al poco ke las cosas les vayan un poco bien, los Bucks entrarán en playoffs. Indiana me parece ke tiene un ekipo en un principio insuficiente, pero ya lo pensaba el año pasado y casi se meten. Lebron necesita un All-satr a su lado para ser campeón y Chicago, luchará por playioffs.

Por cierto,coincidimos plenamente en Detroit, es más,yo también soy de los ke pensaba ke ya se iba a notar el bajón el año pasado.

dennis_mora91 said...

Muy bien hablas de los Pacers y yo que me alegro oirlo, no se espera mucho de ello y esto puede ser mas que beneficioso, TJ Ford puede actuar de desatascador en los malos momentos, solo queda ver que no se le vaya mucho la olla en los partidos. El puesto de 4 es el que peor tenemos pero bueno, con Granger jugando ahi podemos pasar y seguro que lo hace bien, interiorment vamos sobrados, en el puesto de center me refiero, NEsterovic, Murphy, Foster y Hibbert, como dices, lo ideal seria buscar un traspaso y conseguir un escolta anotador en condiciones, mas que nada para tener algo decente desde el banquillo.

Gran entrada :)

sixers29 said...

hola crack!!, pues no creo que los Cavs vayan a quedar por encima de los Pistons, los compañeros de Lebron siguen sin convercer.

En el ROY, pues tal como dices el único serio candidato es Rose el de los Bulls.

Saludos crack!!

sixers29 said...

me refiero claro a los rookies de la división central