Wednesday, June 04, 2008

LA FINAL

Este título merece el uso de la mayúscula. Este post, tras el más largo tiempo de ausencia no forzado por vacaciones que este blog ha vivido, merece ser grande. La tenemos aquí, amigos, la vida sabe mejor con esta final en perspectiva, que para los jovenzuelos será la primera oportunidad de asistir en directo al evento en mayúsculas del baloncesto mundial.

La historia se ha colado en el evento y regala la final soñada por la liga, los aficionados y las propias estrellas en cada equipo. A las puertas del primer salto inicial se avecina una férrea competición entre el tercer y cuarto mejor jugador de la liga en la última era. Kobe Bryant contra Kevin Garnett, duelo de altos vuelos con ambos enfundados en camisetas que nos remiten a la edad dorada de la liga.

Ambos se presentan a la final con ánimo de redención, a pesar de que Kobe tenga ya tres anillos en su poder. No hay discusión posible, los dos pertenecen a la megaélite de la última década, siendo el tercer y cuarto clasificados en una tabla dominada por Shaquille O'neal y Tim Duncan. Ganar este anillo supondría para Kobe mirar a los ojos a Shaq y Tim, mientras que a Garnett le permitiría despejar dudas sobre su hegemonía en un cuarto puesto que alguno podría pensar que pertenece a Allen Iverson, Steve Nash o Dirk Nowitzki.

Ganar para ellos sería un gran paso adelante, pero también para sus compañeros. Paul Pierce quiere dejar atrás su récord como céltico con más partidos de Play-Offs sin anillos y, por encima de todo, asegurar su honor si algún día su dorsal es retirado en lo más alto del Garden. Tiene dos opciones, la mejor pasa por ganar un anillo y no ser el único en el techo sin tener uno. La segunda... en fin, supongo que no quiere saber que se siente en el caso contrario.

En una situación similar está Ray Allen, aunque en su caso se trata de un jugador que viste por primera vez la camiseta céltica. Hasta ahora el bueno de Ray no ha tenido suerte en sus proyectos, siempre con mimbres alrededor muy lejanos de ofrecer garantías para luchar por el campeonato. Ahora ya no es el líder, pero si recupera su nivel deseable puede ser el termometro de la eliminatoria para los suyos.

Y del Big Three de Boston pasamos al de Los Angeles, en el que en un ejercicio de patriotismo nada habitual en este blog merece ser destacada la presencia de Pau Gasol. El catalán se ha sacado en una sola postemporada la espina cada vez más clavada después de tres fracasos con los Grizzlies y ahora, en el gran escenario, sueña con ser el segundo de a bordo que regale a Kobe Bryant la primera corona de un reinado que está por empezar.

Lamar Odom es el otro jugador con un alto rol de importancia en el equipo angelino, y como Ray Allen puede ser clave en el sentido de decantar la balanza hacia uno u otro lado. Prueba de ello es su desaparición en la única derrota ante los Spurs. Pero bueno, hablaremos de esto más adelante en el análisis individual de los Lakers, por ahora empiezo por los Celtics.

BOSTON CELTICS

QUINTETO

43- Kendrick Perkins: Cada vez más suelto en ataque, haciendo su trabajo y sumando para el equipo. No se ha arrugado en su primer gran reto en la liga, respondiendo a lo que se esperaba de él y, al menos en mi caso, superando incluso las expectativas. En esta final tendrá la responsabilidad de defender a Pau Gasol, y con la posible presencia de Garnett lejos del aro deberá velar para que, en caso de fallo, los Lakers no dispongan de segundas oportunidades.

5- Kevin Garnett: El hombre que ha transformado a los Celtics tiene ante sí la oportunidad de su vida. Pesa sobre sí la histórica llama céltica, que crema por primera vez en el siglo XXI. Mejor defensor de la campaña, sabe que las posibilidades de los suyos pasan por partidos a pocos puntos y minar la moral de Kobe Bryant. Se emparejará con Odom, que puede alejarlo del aro y dejar mucho espacio para que Kobe en aclarado se las arregle con Perkins.

34- Paul Pierce: Garnett es el líder en cuerpo, pero él es el alma del equipo. La última leyenda céltica en activo lleva desde noviembre encabezando una cruzada personal y colectiva, en busca del decimoséptimo anillo bostoniano pero, por encima de todo, con el objetivo personal de no tener que ruborizarse al lado de tantas leyendas célticas que, a diferencia de él, si tienen en los campeonatos ganados la justificación para ver su dorsal retirado. Será, en principio, quién defienda a Kobe, aunque es de suponer que serán unos cuantos los tengan que bailar con la más fea.

20- Ray Allen: El tercero en discordia pero, visto el nivel mostrado hasta ahora, la auténtica clave que decantará la balanza a favor o en contra de los verdes. Más que el tiro sobre la bocina que todos soñamos se echa en falta, sobretodo, una regularidad en su juego y mayor amenaza que el tiro, que encima no está en el momento más brillante que se le recuerda. Me extrañaría que Kobe no defendiera a Paul Pierce con lo cuál, en los primeros minutos del primer y tercer cuarto, Allen debería aprovecharse de los bloqueos para volver loco a Radmanovic.

9- Rajon Rondo: Hay claros signos de síndrome Farmar, algo más grave en su caso puesto que es el base titular del equipo. Veremos si mantiene la compostura en las finales o se arruga, por ahora hay signos claros de que algo le va grande cuando ves lo conservadora que ha sido su actitud en instantes claves y finales, sobretodo en la última serie ante los Pistons.

BANQUILLO

Es una evidencia que en este aspecto los Celtics están a años luz de los Lakers. James Posey es el sexto hombre por excelencia, un jugador que en esta serie será clave por su capacidad de defender a Kobe. Los otros dos que se suponen importantes son PJ Brown y Sam Cassell, veteranos de lujo que no han mostrado la solvencia y confianza que se deseaba en el momento de su fichaje, en especial el segundo.

Leon Powe y Eddie House también aparecerán tarde o temprano, el primero para intendencia y trabajo sucio y el segundo para enloquecer el partido, aunque no creo que sea algo que ante los Lakers sea conveniente para los Celtics. Cerrarán el banquillo a lo Pat Burke Tony Allen (jugador que a lo máximo saldrá a desgastar a Kobe) y Glenn "Big Baby" Davis.

Y si hablamos de banquillo hay que hablar como no de Glenn Doc Rivers, al que no forzaremos a un uno contra uno ante Jackson porqué saldría quemadísimo. Por el momento ha cometido errores a la hora de repartir minutos entre sus jugadores, fallo que Phil Jackson, en el caso de Farmar, no ha cometido. De ganar el anillo hará historia, uniéndose a Riley, Daly, Jackson, Tomjanovich, Popovich y Brown como únicos técnicos en ganar un anillo desde el año 1987, cuando él aún vestía de corto.

LOS ANGELES LAKERS

QUINTETO

16- Pau Gasol: Blando y madre en defensa, adjetivos que poco a poco ha ido despejando hasta llevar a que algunos planteen la venta de Bynum. A diferencia de la eliminatoria ante los Spurs sufrirá mucho menos en defensa, y si Odom aleja a Garnett del aro puede ser clave jugándosela ante Perkins o siendo asistido por Kobe en caso de ayuda del segundo. De momento nos ha regalado esta perla: "no queremos saber lo que se siente al perder una final de la NBA".

7- Lamar Odom: Como dije de Ray Allen, el termómetro de los Lakers. En mi opinión será clave que se aleje del aro de cara a dejar huecos en la defensa de los Lakers que Kobe o Fisher puedan romper, teniendo así espacio para doblar balones en caso de ayuda. Es imprescindible que los Lakers encuentren espacios y opciones al contraataque, pues cerrados y sin circulación cada ataque suyo se convertirá en un infierno.

10- Vladimir Radmanovic: ¿Realmente alguien como él debe ser titular en un histórico como los Lakers y en un equipo finalista de la NBA? En fin, Allen sufrirá poco defendiéndole a él, aunque en los minutos importantes es más que probable que no esté en pista, más que nada porqué no puede defender con garantías ni a Pierce ni a Allen algo que, sin ser un experto en tareas defensivas, pienso que hará mejor Vujacic.

24- Kobe Bryant: Odio no poder teclear el ocho pero que se le va a hacer... En fin, por mucho Big Three que tengan los Celtics no tienen a un jugador tan desequilibrante y con una aura de leyenda tan grande como la de Kobe. Es él quién decanta las apuestas a favor de los Lakers, y quién antes de tiempo nos lleva a pensar en Kevin Garnett como un Charles Barkley o un Karl Malone de la vida, condenado a la miseria por el mejor jugador del mundo de su era.

2- Derek Fisher: Son discutibles sus alocadas penetraciones y su toma de decisiones en alguna ocasión, pero está claro que tiene experiencia en citas de este tipo, y viendo el minutaje que tendrá Cassell él es, junto a Kobe, la experiencia en mayúsculas de la eliminatoria. Veremos si nos deleita con más momentos para la historia, en cuanto a la final en sí su primer objetivo debe ser demostrarle a Rajon Rondo quién es alguien en la liga y quién, lo quiera o no, sigue siendo un yogurín.

BANQUILLO

Aquí los Lakers ganan por goleada. No diré que uno sea mejor o peor que el otro, lo que está claro es que a uno se le ha dado confianza para que aporte y el otro no aporta por falta de confianza en él. Farmar, Vujacic, Walton y Turiaf son, básicamente, las piezas que aparecerán de refresco, con la misma regularidad que hasta ahora.

Vujacic posiblemente acabe el partido en pista, por lo que he explicado en el caso de Radmanovic, que lo estará en lugar de Odom si Jackson quiere alejar a Garnett del aro. Farmar tendrá sus oportunidades para dar descanso a Fisher más que nada, Turiaf saldrá a currar lo suyo mientras esté en cancha y Walton tendrá más o menos oportunidades en función de que versión ofrezca.

Acabo finalmente hablando de Phil Jackson, y me ahorro el insulto que para él supondría ser ni siquiera medido a Doc Rivers. El gurú ha ganado nueve de diez finales posibles, y no creo que tenga ganas de rememorar sus dos últimas como las dos en que ha caído derrotado. Su trabajo hasta ahora ha sido mejor que Rivers pero, a diferencia de su equipo, el equipo de Doc lleva con el anillo en mente desde noviembre.

ANÁLISIS

Para el primer párrafo me centraré en este último punto. Los Celtics llevan jugando para ganar el anillo desde el uno de noviembre, es más, me atrevería a decir incluso desde que en el mes de agosto el Big Three fuera una realidad. Los Lakers, por su parte, pasaron el día uno de febrero de ser un equipo con la mente en la segunda ronda a un gran aspirante en el oeste, y tras una gran serie de victorias a ser el gran aspirante.

Su situación de favoritos desde el minuto uno y las urgencias históricas para algunos de los miembros de su plantilla puede convertirse en un arma de doble filo para los Celtics. En el ambiente huelen que solo les vale ganar, pues caer derrotados ante unos Lakers sin Bynum y con la perspectiva de enfrentarse a un Lebron James hambriento el año que viene no invitarían a una sonrisa, sin duda.

La sombra de los Miami Heat es casi tan alargada como la de Red Auerbach en el Garden. El equipo de Florida es el paradigma de equipo construído para el anillo que lo gana en la única oportunidad de que dispone, misión en la que muchos otros han fracasado. Con el Big Three envejeciendo, los Lakers adivinándose como los dominadores en los próximos cinco años y el banquillo viejo y aportando poco hay miedo, mucho miedo en Boston.

Lo miraré desde dos puntos de vista. Pienso que si la plantilla de Boston la tuviera Charlotte no ganarían la final, es más, ni siquiera habrían llegado en ella. Tengo la creencia que están allí porqué los jugadores se saben en una misión, en deuda con la historia que hay detrás de ellos y que no solo la respetan; quieren formar parte de ella, no hay más que ver el escalofriante vídeo de Garnett hablando con Russell.

Por otro lado, sabiendo que el orgullo céltico ha hecho mella en sus corazones, solo hay alguien capaz de alejarles de su ansiado anillo. Pienso que a día de hoy no hay equipo con la ambición de los Celtics, pues en LA la sensación es de que si no es este año es el próximo, y no solo este, sino que además pueden seguir sumando anillos hasta los juegos de Londres.

No veo equipo capaz de ganar en ambición a Boston, pero si veo a un ser sobrehumano al que por ambición no le gana ni el Big Three junto. Si, hablo de Kobe Bryant, el hombre más cercano a Michael Jordan que la humanidad ha conocido y que quiere dejar a Garnett, Pierce y Allen en meros Drexler, Barkley, Ewing, Payton, Malone o Miller, algunas de las más sonadas víctimas en el reinado de Air.

Las posibilidades de los Celtics pasan por la magia del Garden y asegurarse choques a pocos puntos. Si el marcador se enfila demasiado no serán capaces de seguir el ritmo, pues las características de su equipo no lo permiten. Deben frustrar a Kobe como consiguieron con James, y si lo logran serán los campeones.

Apuesto por Boston a no ser que Kobe esté a un nivel sobrehumano, algo que doy por seguro y que, en consecuencia, me hace apostar por los Lakers. Lo mío es un mar de dudas que tengo ganas de que se despejen. Disfrutaré de esta final como lo que creo que va a ser: la más grande a la que he asistido.

Echo de menos esta final antes de que empiece, supongo que es la misma sensación con la que algunos habéis tenido que vivir durante las últimas dos décadas. De momento, con el primer partido en el horizonte, me jugaré el primer suspenso, pues a las nueve tengo exámen pero seis horas antes yo veré baloncesto.

Por cierto, no puedo cerrar sin antes pedir disculpas por el abandono de este blog, intentaré regalaros a cambio varios artículos durante la serie y pronto, muy pronto, los análisis de los Wizards y el Draft de los Wolves, con un Pick 3 envenenado que sabe mal destinar a una pieza que ya tienes (Mayo) pero que peor sabrá echarla por la borda con López o Bayless.

13 comments:

dennis_mora91 said...

Excelente articulo, ya se echaba de menos tus palabras por la red.

No me queda más que decir que deseo que gane Lakers, no ya por que sea mi equipo sino porque llevo 7 años siguiendo la NBA, desde el dia en que Pau llegará a la mejor liga del mundo, este momento lo he deseado desde hace mucho asi que no nos queda más que disfrutarlo desde ya al máximo :)

josant said...

Gran trabajo en la vuelta que ya hechaba de menos. Solo coregirte una cosa aunque tuvo que esperar a que se retira Jordan, el gran Payton consiguio su anillo soñado con Miami.

Y en cuanto a la final que es a lo que vamos, yo quiero que ganen los Lakers y Kobe.

true wolf said...

Claro, y Drexler en Houston, pero a lo que me refiero es que Jordan les privó de anillo en el sitio y lugar adecuados para que lo lograran, y por circunstancias X o Y lo lograron más tarde.

Por cierto, si te has pasado alguna otra vez perdóname pero no me suena así que bienvenido al blog ;)

Richi said...

Ganas hay, sí. Creo que esto de tener 4 días previos de final ha sido muy bueno, por nosotros para no tener todo tan seguido y para los equipos para prepararse.


Nos vemos Wolvefan
KG va a por el anillo

El Lince de Carolina said...

Pues el dradt para los Wolves está bastante complicado, porque Mayo la que parece a priori su elección sólo va a hacer workouts con 4 equipos dejando más o menos claro al resto, que no le apetece ir a esas franquicias. Los equipos elegidos, son Miami, Chicago, NY y Clippers, la cosa está complicada para los Wolves.

Saludos, crack!

J. Mercadal said...

Vaya como ha empezado la final! si esto sigue así las mayúsculas empleadas van a estar totalmente justificadas -más aún-.

Da gusto volver a leerte por aqui, crack!

sixers29 said...

hola true, por estas fechas andamos casi todos bastante agobiados con los exams.

El primer partido no defraudó, y han logrado anular a Kobe, algo que coincido contigo en que es una de las claves.

Creo que Powe debería jugar más minutos, al menos 20.

Ian y Mathias said...

Hola, te dejaba un mensaje para decirte que me encanto tu Blog, muy buenas noticias y actualizadas. Te queria decir que el mes pasado yo tambien me hice un Blog de basquet, para especificar, de noticias de la NBA. El link es:
http://www.noticiasdelanba.blogspot.com
te pido que si podes pases por favor, y me dejes tu opinion acerca de que te parece.
Te hago una propuesta, vos me agregas a tus enlaces y yo te agrego a los mios, asi mas gente entra a cada blog, lo que pasa es que quiero que entre mas gente a mi blog porque yo realmente posteo cada partido y cada cosa y me importa mucho.
Nada mas para decir, dejame un comentario en mi blog y arreglamos.
Ian

Wilt said...

Hola wolf, escucha lo que te voy a decir. Creo que hoy va a ser el día de Bryant.

Sobre el artículo, como siempre excelente análisis. Y precisamente a la parte que llamas ANALiSIS, es la que me parece mejor. Estoy de acuerdo con todos tus puntos, especialmente en que el hambre de Kobe puede superar a la de los Celtics.

Ahora ya se ha jugado el primer partido, hoy toca el segundo.

No te preocupes por los post y me parece bien que disfrutes con el basket pero tampoco hace falta que te juegues el suspenso, jejeje, puedes grabarlo y verlo en toro momento.

FiebreAmarilla said...

Buenas, os hemos puesto como enlace favorito y nos gustaria q nos pusierais.

Un saludo,

NBASKETMANIA

http://www.nbasketmania.blogspot.com

pd: el que quiera q nos ponga un comentario para intercambio de enlaces

Ismael G. said...

Buenas! Enhorabuena por el blog! ¿Un mail donde poder contactar contigo? Un saludo!

Iron Fist said...

Gran Analisis, como siempre.

Saludos y te espero en:

www.lanaranjabasket.blogspot.com

Bias said...

Ya veo ke somos dos los ke andabamos perdidos, aunke por diferentes motivos jejeje. Gran artículo tío como siempre. Con lo de ayer los Celtics ya tienen mas de medio anillo.
Saludos