Saturday, May 23, 2009

El rey reclama su trono

Seis son los dioses indiscutibles en el olimpo de la canasta, todos ellos habiendo hecho a lo largo de su carrera méritos indiscutibles para recibir la consideración que ostentan. Nadie dudaría en incluir en su Top 10 histórico los nombres de Bill Russell, Wilt Chamberlain, Kareem Abdul-Jabbar, Larry Bird, Magic Johnson y Michael Jordan. Completarían la lista cuatro entre los nombres de George Mikan, Bob Pettit, Oscar Robertson, Julius Erving, Moses Malone, Hakeem Olajuwon, Shaquille O'neal y Tim Duncan.

Aún sin haberlo cerrado, difícilmente podrán O'neal y Duncan catapultar su legado a un nivel superior, digno de no quedar en mera anécdota al lado de los seis magníficos. De los jugadores en activo el único que parece destinado a hacer temblar los seis indiscutibles NOMBRES de la historia del baloncesto es Lebron James, rey aún sin corona al que este modesto súbdito quiere rendir pleitesía acto seguido.

Antes de empezar el artículo he clicado la pestaña con su apellido y he repasado las diez entradas en las que hablé de Lebron James. En el pasado cometí errores garrafales como apostar por los Cavs antes de la final frente a los Spurs. No era su momento, y cegado aún por su exhibición en el quinto partido en el Palace no me percaté de ello. Era temprano, pero no pareció importar a aquellos críticos con la figura de The Choosen One.

Olieron la sangre y ni se molestaron en no dejar rastro del cadáver. Hubo incluso algunos qué, como quién da por zanjado el tema, firmaron afirmaciones del estilo "Lebron ya no puede ser como Jordan porqué Jordan nunca perdió una final". A día de hoy gente de esta índole recién han visto a la luz, aunque fuera por acto seguido volver a esconderse en la más profunda oscuridad. Tras todo el año bajo tierra encontraron en la figura del Hedo Turkoglu su mesías, un héroe a quién elevar a los cielos y, con ello, presentarnos su visión terrenal y pesimista con la figura de Lebron.

95-93 en el electrónico y las primeras crónicas de aquellos ojos que aún no son testigos de lo que tienen delante escupiendo toda su rabia hacia la figura del 23 de los Cavs. "Solo físico" apuntaría uno; "todo estadística" añadiría el otro. Fue entonces, cuando un tercero se apoderaba del famoso argumento según el cuál Lebron se esconde en los instantes finales cuando, simplemente, ocurrió.
Maurice Williams saca y con un segundo en el electrónico el balón llega a manos del único hombre de entre los 20.000 que había en The Q capaz de algo semejante a lo que ocurriría. Turkoglu primero y Lewis en segunda instancia se ven incapaces de evitar una suspensión mágica, de frenar la parábola cuyo destino (el aro) parecía inevitable.

Y es que lo más increíble de este tiro no es solo que pueda discutir la hegemonía de las mejores suspensiones de la historia en el mundo de la canasta. Lo que da verdaderamente miedo es la naturalidad de la suspensión, el equilibrio del cuerpo de Lebron, la perfecta ejecución en un momento de máxima tensión... Todos somos testigos, por más que Stan Van Gundy se mofe de ello para motivar a los suyos.

Ni siquiera sus compañeros, ejemplificado en su mejor complemento, se libran de ello. Basta con ver la reacción de Maurice Williams después de dar el pase. El pabellón en pie, Van Gundy atónito y todo el banquillo cavalier a la caza de su capitán y figura. Mo, por su parte, no podía hacer más que arrodillarse, postrarse a la figura de un genio cuyo cielo todavía no se conoce.

Todos somos testigos, y quién aún no lo crea caerá de más arriba, puesto que ocurra este año o el siguiente el inicio del reinado de Lebron está muy cerca.

8 comments:

Wayne Robinson said...

Yo no soy muy creyente pero doy gracias a Dios por permitir que LeBron naciera en Ohio y a la fortuna por bendecirnos con el premio gordo aquel 22 de mayo de 2003. Y si encima inspira articulos tan buenos como este, tan poco ventajistas y tan elegantes que mas se puede pedir. Yo no soy tan condescendiente como tu con los criticos. Llevan poniendonos a parir tres años y es el momento de hacer sangre. Y no seas tan modesto. Cuando pronosticaste el anillo para los Cavs todos pensaron que se te habia ido la pinza. Ahora empezaran a aflorar ventajistas hasta debajo de las piedras.

Saludos tio. Hoy estoy mas feliz que una lombriz

Mo Sweat said...

Saludos, True Wolf.

Magnífico artículo. Completamente de acuerdo con todo lo que dices. Precisamente hará unos 3 o 4 meses hice un post en el que exponía algunas de las cosas que dices; como ha evolucionado LeBron y como al fin ha llegado a ese punto donde está más que claro qua algún día va a estar en ese olimpo reservado solo a los más grandes entre los grandes.

Por cierto, entre el ilustre grupo que citas aparte de los 6 intocables, yo también metería a Jerry West y Elgin Baylor, o al menos suelen aparecer por ahí en casi todas las selecciones de este tipo que se suelen hacer en los USA.

Aunque de todas maneras si yo tuviera que hacer el Top 10, aparte de los 6 "intocables", metería a Moses, Julius, Hakeem y Big O.

True Wolf said...

West y Baylor, como se me han podido pasar :S

Gran aportación Mo, evidentemente ambos merecen el hueco que les he negado, aunque lo dejo tal como está como prueba de mi error.

True Wolf said...
This comment has been removed by the author.
Mo Sweat said...

Bueno, eso no es un error, True Wolf, este tipo de cosas siempre van ligadas al punto de vista de cada uno y a muchas cosas más. Ya he dicho que suelen estar entre esos elegidos según muchos analistas americanos, pero eso siempre puede variar de una opinión a otra. También he visto en alguna selección de este tipo a Havlicek o a Karl Malone.

Al igual que según algunos de estos analistas el mejor center (e incluso jugador) es Bill Russell, algo con lo que yo no estoy de acuerdo, ya que aunque los 11 anillos pesan mucho, eso también es mérito del equipo y de los demás jugadores y es evidente que tanto Chamberlain como Jabbar tenían muchos más recursos y en un uno contra uno seguro que se impondrían a Russell, excelente jugador defensivo, inmenso reboteador y taponador y buen jugador en ataque, pero con muchos menos recursos en el poste bajo que Wilt, Kareem, Moses o Hakeem.

sixers29 said...

Hola true, un placer volver a leerte. La verdad es que es una pena que tengas tan limitado tu tiempo, la esfera bloggera no era la misma sin Los Lobos de Taylor.

Lebron James, un MVP de esta temporada y sin ningún tipo de dudas, y ahora en playoffs sigue haciendo cosas que solo están reservadas para los más grandes, lo de ese tiro ganador ha sido de p... amo.

Wilt said...

Bueno, de todos modos que no se me enfade Wayne pero Kobe todavía tiene algo que decir me parece.

LeBron James es de los pocos jugadores que han evolucionado colectivamente mñas que indiviudlamente, el es igula de bueno que al principio, simplemente a madurado un montón a nivel colectivo: espectacular!

dennis_mora91 said...

Bueno, pues quizás no le haya llegado el momento aún, pero claro, es Lebron James y puede hacer cualquier cosa como remontar el solito el 3-1 ... pero es que los Magic estan muy fuertes, demasiado diria yo.